Consejos de mantenimiento

Viewing posts from the Consejos de mantenimiento category

¿Qué significan esta luz en mi coche?

TPMS son las siglas de Tire-Pressure Monitoring System o «sistema de monitorización de la presión de los neumáticos», llamado coloquialmente «control de presión de los neumáticos». El TPMS es uno de esos elementos de seguridad activa que es el que nos recuerda la importancia de la presion del neumatico. En sí, la función del sistema es avisar al conductor de una pérdida de presión de inflado en los neumáticos.

El neumático ha sido diseñado para funcionar a una determinada presión, la que marca el fabricante. Con una presión de inflado incorrecta, aumenta el consumo de carburante, el desgaste de la cubierta es irregular, el vehículo pierde adherencia con el suelo aumentando la distancia de frenado y corre el riesgo de perder estabilidad e incluso un riesgo de que la rueda se desllante y el neumático reviente.

El TPMS corta todo eso de raíz.

¿Cómo lo hace? Avisando al conductor mediante señales luminosas y acústicas cuando la presión de inflado es demasiado baja. Para explicar el funcionamiento del control de presión de los neumáticos, debemos tener en cuenta que hay TPMS directo y TPMS indirecto.

TPMS directo

Es un sensor colocado en cada rueda que mide la presión de inflado y transmite el dato a una centralita, que puede dar el dato por cada neumático o bien un dato total, o simplemente puede avisar cuando los datos reales no cuadran con los que han sido programados. Como siempre que hablamos de sistemas basados en la electrónica, todo es posible en el diseño de la centralita, y cada maestrillo tiene su librillo.

Los sensores incorporan una pequeña batería que les da autonomía para que puedan funcionar sin depender de la energía del vehículo. Estos sensores pueden medir la presión y la temperatura del neumático, además de informar al sistema empleando ondas de baja frecuencia de su posición en el neumático y del estado de su batería. Al realizar cualquier operación de mantenimiento de los neumáticos suele ser necesario volver a calibrar los sensores para evitar problemas de medición.

TPMS, o TPMS indirecto

El iTPMS mide la presión de forma indirecta, a partir de la velocidad de giro de cada rueda además de otros valores que se obtienen de forma externa.

Los primeros iTPMS calculaban la presión a partir de la diferencia de diámetro que presenta un neumático desinflado frente a uno que se encuentra a presión correcta. Para estos cálculos se empleaban los sensores de giro del ABS.

La segunda generación de iTPMS empleaba técnicas de análisis de espectro mediante complejas aplicaciones informáticas que determinaban la relación entre las variaciones de frecuencia que experimentaba el neumático en función de la presión de inflado. Hoy en día, el iTPMS suele estar integrado en la centralita del ABS y el ESP, y compara la velocidad de rotación de los neumáticos para determinar cuándo hay un error en la presión de inflado.

El iTPMS ofrece, por tanto, valores relativos, y ese es un problema inherente al sistema. No identifica más que de forma binaria que hay un problema. Además, en condiciones de baja adherencia puede dar mediciones erróneas si durante la marcha tenemos pérdidas de adherencia con el pavimento. Al fin y al cabo, y por muchas ayudas electrónicas que tengamos, no hay nada como la inspección mensual que debemos realizar nosotros mismos con el neumático en frío. Nos quitaremos de encima muchos problemas con esa sencilla operación.

¿Por qué es más seguro un neumático usado que uno nuevo?

 En este contexto surge el debate sobre la conveniencia de sustituir las cubiertas del coche antes de que alcancen el límite legal de 1,6 milímetros en la profundidad del dibujo de su banda de rodadura.

Frente a las marcas que abogan por el reemplazo al llegar a los tres milímetros, un fabricante  asegura que con productos de calidad es incluso aconsejable apurar el neumático hasta su legalidad, siempre que se produzca un desgaste regular y se respeten las recomendaciones oportunas.

Los argumentos de una popular marca son contundentes y se encuentran avalados tanto por su experiencia en el sector como por los resultados de diferentes pruebas que lo corroboran. Estas son las siete razones para no cambiar los neumáticos antes de tiempo:

1. La seguridad de un neumático no sólo la aporta la profundidad de su banda de rodadura. Además hay que tener en consideración otros como la dureza de la goma utilizada, la calidad y uso de los 200 materiales que lo conforman y su arquitectura, la forma en la que se unen entre 20 y 50 componentes distintos. Es decir, limitarse a tener en cuenta tan sólo el desgaste del dibujo es simplificar la cuestión y obviar otros aspectos determinantes para la seguridad.

2. Un neumático  frena mejor a la mitad de su vida útil que recién estrenado. En concreto, las pruebas demuestran que una cubierta al 40% de uso reduce la distancia en 3,4 metros en una frenada desde 100 km/h hasta parado. Es así por la mayor consistencia de la banda de rodadura al perder parte de su profundidad, de la cantidad de goma existente y que puede deformarse en las detenciones bruscas.

3. Exactamente el mismo principio es aplicable sobre suelo mojado. En una deceleración de 80 a 20 km/h, el neumático a media vida (unos 4 milímetros de profundidad) es capaz de parar en 3,7 metros menos que el nuevo, aunque en este caso la comparativa se refiere a una marca de las denominadas premium frente a otra de segundo nivel.

4. Un neumático desgastado consume menos que uno nuevo. La resistencia a la rodadura influye negativamente en el gasto de combustible, así que una cubierta con más goma precisa de más energía para moverse que otra con menos. En concreto, algunos ensayos cuantifican la diferencia entre ambos casos hasta en un 4% con el mismo tipo de producto.

5. Al margen del bolsillo, la precipitación en el cambio de neumáticos también tiene efectos perniciosos para la economía en general y el cuidado del medioambiente. Si todos los europeos adelantaran esta operación se necesitarían cada año 128 millones de cubiertas más, con un coste de 6.900 millones de euros en ese periodo. Además, su producción supondría la emisión a la atmósfera de 9,1 millones de toneladas de CO2 por año.

6. Es evidente que cambiar los neumáticos antes de lo necesario obliga a realizar la operación con mayor frecuencia y, por tanto, incrementa el presupuesto en esta partida. Si se sustituyen a los tres milímetros frente a los 1,6 que marca la legislación el gasto para el usuario aumentará en un 40% .

7. La legislación es clara en esta cuestión, un límite de profundidad del dibujo de 1,6 milímetros es suficiente para garantizar la seguridad del usuario en cualquier circunstancia siempre que el neumático tenga la calidad necesaria, un desgaste regular y un estado general óptimo. Es innecesario adelantarlo, siendo tan sólo imprescindible prestar la atención necesaria a la banda de rodadura, tanto a la aparición de los testigos de desgaste como a la medición de la profundidad en tres puntos diferentes.


Servicios de Neumáticos Kmzero: montaje, alineación, equilibrado… y mucho más

Si ha llegado el momento de cambiar de neumáticos Kmzero es tu mejor opción.

Si el dibujo de las ruedas de tu vehículo es inferior a 1,6 milímetros, notas que la dirección del coche falla tras algún golpe, por pequeño que sea con el bordillo o con cualquier resalte de la calzada, no te quedes con las dudas y ven a revisar tus neumáticos e Kmzero.

Trabajamos con neumáticos nuevos y neumáticos de ocasión Neumáticos de ocasión

A muy buen precio manteniendo la calidad y aportando la seguridad a tu vehículo. No vendemos cualquier neumático, nuestras ruedas de ocasión se someten a tests antes de su venta y solo comercializamos con aquellos que tienen aún más de 4/5 de vida útil.

Neumáticos nuevos

En Kmzero trabajamos con marcas exclusivas, marcas de calidad tales como Avon Tyres, conocida por su amplia gama de neumáticos en vehículos de competición, también con Torque y General Tire. Guardan una muy buena relación calidad precio. Además contamos con amplia experiencia con neumáticos para vehículos 4 x 4.

También disponemos de neumáticos para motos, trabajamos con todas las marcas: Bridgestone, Pirelli, Micheline, Dunlop, y también en exclusiva con Avon Tyres.

Incluimos todos los servicios para tus neumáticos Montaje y sustitución

Si ha llegado el momento de sustituir los neumáticos por uno nuevo, te lo realizamos en Kmzero.

Además tenemos una amplia variedad de gamas de gran resistencia para que elijas el que mejor se adapte a ti y a tu vehículo. Sin olvidar nuestra opción de neumáticos de ocasión más económicos pero de igual calidad.

Alineación, reparación

En Kmzero realizamos reparaciones de alineación de tus ruedas para obtener una correcta dirección del vehículo en las curvas y en línea recta, a la par que para obtener una buena amortiguación del vehículo.

Si tu coche sufre de, aunque sean pequeñas desviaciones en alguna de sus ruedas, esto provocará  que las mismas se desgasten de forma irregular y de una forma más rápida.

Ante cualquier indicio de pérdida de alineación, como por ejemplo que una banda de rodamiento está más desgastada que la otra o, si has cambiado de amortiguadores recientemente y de neumáticos, habrá que volver a ajustar la alineación de los mismos.

Además revisaremos que la presión de tus neumáticos sea la correcta. 

Contamos con el sistema TMPS.

Equilibrado

Eliminaremos esa incómoda vibración que se produce en tus neumáticos y que se transmite al resto del vehículo, haciendo de la conducción una actividad cómoda.

Además cuidamos del medio ambiente

En Kmzero tanto como para la reparación y mantenimiento de neumáticos usamos una tecnología ecológica de vanguardia. Contribuimos a la reutilización de neumáticos con la venta de ruedas de ocasión, sumándonos con todo esto al mantenimiento de los recursos y cuidando del planeta para que las generaciones actuales y futuras disfruten del medio.

Por último debes de saber que reparamos pinchazos, de forma gratuita, sin ningún coste adicional.

Y todo ello siempre con el mejor trato a nuestros clientes.

Cómo elegir los mejores neumáticos para tu coche: consejos y recomendaciones

Puede parecer una tarea sencilla, pero al elegir los mejores neumáticos para tu coche intervienen un montón de factores. Por ejemplo:

¿Por qué tipo de vía circulas más a menudo? ¿Que clima hace en tu lugar de residencia? ¿Qué uso le darás a tu vehículo?

Estas son solo algunas de las preguntas clave que debemos responder para elegir los mejores neumáticos para coche. Pero ¡Que no cunda el pánico!

Vamos con algunos consejos y recomendaciones que harán tu misión ¡Mucho más fácil!

Consejos y recomendaciones para elegir los mejores neumáticos para coche:

¿Cada cuanto se cambian las ruedas?

Los fabricantes suelen recomendar usar los neumáticos que vienen de serie con el coche, pero estos se estropean y hay que cambiarlos pasado un tiempo. Lo primero que necesitas saber para elegir los mejores neumáticos para coche, es conocer si debes o no cambiar los tuyos.

  • Si existen pinchazos o afinamiento visible los cambiaremos de inmediato. 
  • Cuando la profundidad de las cenefas (Hendiduras en los neumáticos) es inferior a 8 mm. 
  • En caso de neumáticos de más de 5 años se deben revisar una vez al año. Será el mecánico quien nos dará los consejos y recomendaciones de cambio y mantenimiento.
  • Las ruedas con más de 10 años deben cambiarse lo antes posible. 

2- Consejos y recomendaciones según el tipo de conducción:

La forma en que manejas tu vehículo es clave para elegir los mejores neumáticos. El ejemplo más común es cuando manejamos con un estilo deportivo, en ese caso los mejores neumáticos son los que nos confieren buen agarre y estabilidad.
 

3- Los mejores neumáticos para cada tipo de carretera:

Los consejos y recomendaciones para elegir los mejores neumáticos también varían en función del tipo de vía por el que suelas circular.

Cuando, por lo general usamos el coche solo por ciudad, podemos elegir ruedas de baja resistencia a la rodadura. Si por el contrario, conducimos por autopista de forma habitual, los mejores neumáticos para nuestro coche serán los de alto rendimiento.
 

4- Consejos y recomendaciones según el clima:

A la hora de elegir los mejores neumáticos deberemos seguir unos consejos y recomendaciones diferentes según el clima habitual de la ciudad o ciudades donde circulamos.

Encontraremos distintos tipos de ruedas:

  • De verano
  • De invierno
  • Mixto

El diseño de cada tipo está especialmente creado para proporcionarnos mayor seguridad y sujección en base al clima. Variando factores como la anchura o el diámetro.

Lo mejor en este caso si tienes dudas es consultar con un profesional, él te ayudará con los consejos  y recomendaciones que más se adaptan a tu vehículo y estilo de conducir.
 

5- Compra los mejores neumáticos en las mejores tiendas:

El lugar donde compres las ruedas del vehículo también es clave para dar con las mejores. No todas las empresas trabajan con los mismos fabricantes ni ponen a tu disposición profesionales que respondan tus dudas. En Neumáticos KmZero trabajamos con multitud de marcas, para asegurarnos de proporcionar a cada cliente lo que realmente necesita. También ofrecemos asesoramiento sin ningún tipo de compromiso, dando los consejos y recomendaciones que te ayudarán a dar con las ruedas más apropiadas para tu vehículo.

Servicio de reparación de llantas en Kmzero

La seguridad al volante no solo se encuentra en las destrezas del conductor sino también en el buen mantenimiento del vehículo para seguir manteniendo sus buenas propiedades y por eso disponemos del servicio de reparación de llantas en kmzero:

Un aspecto muy importante a tener en cuenta para el bienestar de nuestro vehículo son el estado de los neumáticos. Éstas han de estar en perfectas condiciones y en buen equilibrio para evitar desgastes irregulares o cambios en la dirección durante la conducción. Con ello, las llantas conforman esa importante sujeción a nuestro neumático, manteniendo el equilibrio, y por tanto manteniendo la correcta dirección del vehículo, aportándonos esa buscada seguridad. Por lo tanto vamos a cuidar de igual manera de las llantas.

Resistencia

En Kmzero nos caracterizamos por ofrecer utilizar materiales de gran resistencia en nuestros productos. Nuestros neumáticos exclusivos, al igual que las llantas, son de gran resistencia, soportan grandes adversidades. Recordamos que muchos de nuestros neumáticos y llantas se utilizan en vehículos de competición.

Al igual, en Kmzero ofrecemos un servicio de calidad en la reparación de sus llantas.

Si crees que las llantas de tu vehículo necesitan una reparación, ya sea por alguna colisión, o ante cualquier síntoma, no dudes en acudir a nosotros.

Análisis y diagnóstico

En primer lugar, en Kmzero haremos un exhaustivo análisis del estado de tus neumáticos y llantas ofreciéndote un detallado diagnóstico del estado de los mismos.

Los principales daños que suelen sufrir las llantas son las abolladuras. Sobre todo tras colisiones o incluso con los golpes contra el bordillo. Los resaltes o baches de la carretera  también pueden ocasionar daños en las llantas. También las grietras y rozaduras son los principales daños que podemos encontrarnos en ellas.

Todos estos desperfectos obviamente afectan a la dirección del vehículo y pro tanto a nuestra seguridad.

Tras el análisis, reparación o sustitución

Si los daños son irreparables no nos quedará más remedio que ofrecerte la sustitución de las mismas por unas de mayor resistencia como las que ofrecemos, y así, garantizarte la mayor seguridad ante el volante. Pero trataremos de salvar por todos los medios a tus llantas.

En Kmzero ante daños superficiales reparamos tus llantas mediante el lijado de las mismas, las recubriremos de pintura también.

Tendremos en cuenta, además el material de tus llantas, ya que de él dependerá mucho el tipo de reparación. Por ejemplo, las llantas de acero son un material muy resistente, utilizado en muchas de las llantas que comercializamos en exclusiva, suelen ser llantas muy salvables, de fácil reparación. Luego, las llantas de aleación de aluminio ofrecen menor resistencia lo que supone que ante grandes abolladuras, su reparación será menos efectiva, y en su caso, tras analizarlo se considerará muy cuidadosamente si reparla o, para mayor seguridad sustituirla por una nueva.

Como nos caracteriza, en Kmzero ofrecemos calidad a buen precio, y aquí, en la sustitución de tus llantas seguimos con la misma línea. Además, seremos ágiles, tardaremos poco tiempo en repararlas.

No dude, y consúltenos ante la menor duda del estado de sus llantas y neumáticos, priorice seguridad y calidad con nosotros.

Consejos para el cuidado de las ruedas

Entendemos que todo el mundo quiere sacar el máximo rendimiento de sus neumáticos. El cuidado y el mantenimiento adecuados son la clave para un rendimiento y una longevidad óptima. Para ayudar con esto, NEUMÁTICOS KMZERO quiere sugerir que sigas estos consejos para el cuidado de las ruedas:

Revise la presión de sus neumáticos mensualmente: Para obtener los resultados más precisos, revise la presión de las llantas por la mañana, antes de conducir el vehículo. Puede encontrar la presión de neumáticos recomendada para su vehículo en el manual del propietario o en la etiqueta de la puerta del lado del conductor. En algunos casos, esta pegatina también puede estar dentro de la tapa de su tanque de gasolina o en el interior del maletero.

Equilibre sus neumáticos: En algunos casos, la distribución del peso no es perfectamente uniforme alrededor del neumático. El balanceo de llantas compensa las diferencias de peso para asegurarse de que el peso de las llantas esté balanceado de manera uniforme. Este servicio se recomienda cada dos cambios de aceite o al cambiar los neumáticos.

Cambie sus neumáticos de posición: La rotación regular de las llantas ayuda a mantener la seguridad de las llantas y soporta incluso el desgaste de la banda de rodamiento. Durante la rotación, cada rueda se retira y se coloca en un lugar diferente del vehículo para asegurar un desgaste uniforme de las llantas. Este servicio se recomienda cada dos cambios de aceite.

Observe la banda de rodadura de su neumático: La banda de rodadura de su neumático permite que su vehículo agarre la carretera con seguridad y mantenga el control. Si las ranuras de la llanta se han desgastado, su vehículo no podrá agarrar el asfalto de manera efectiva. Para probar la banda de rodamiento de sus neumáticos, use la prueba de la banda de rodamiento de neumáticos:

1. Toma un euro y sujétalo con el pulgar y el índice.

2. Encuentre el área de su llanta con la banda de rodamiento más baja y coloque la moneda en una de las ranuras.

3. Si el borde dorado está cubierto por la banda de rodamiento, está correcto. Si ve el color dorado significa que el agarre de su vehículo se puede ver reducido significativamente.

Alinee sus neumáticos: La alineación de las ruedas consiste en ajustar ligeramente las partes delanteras y/o traseras de la suspensión del vehículo. No ha tenido la sensación que al soltar el volante el coche se desplaza hacia un lado o hacia el otro? Ahí tenemos un signo de que los neumáticos necesitan estar alineados. Se recomienda este servicio una vez al año.

¿Por qué la presión de los neumáticos cambia por sí sola?

En muchas zonas, el clima otoñal puede provocar grandes fluctuaciones de temperatura entre el día y la noche. Estas fluctuaciones de temperatura pueden hacer que los neumáticos pierdan presión a medida que el aire en su interior se expande y contrae. Esto activará el testigo de revisión de presión en las ruedas del salpicadero. Este indicador se llama TPMS (Tire Pressure Monitoring System). Para muchos de nosotros, esta luz puede ser una sorpresa alarmante. Sin embargo, no hay razón para que cunda el pánico. La luz no significa necesariamente que los neumáticos tengan fugas, tan sólo es informativo a cerca de los datos sobre la presión de los neumáticos.

En otoño, cuando las temperaturas diurnas son mucho más altas que las nocturnas, puede ser difícil mantener constante la presión de los neumáticos. Cuando el nivel de temperatura cambia, la presión de aire de los neumáticos también cambia. Es lo mismo que conducir a altas velocidades durante un período de tiempo más largo: El neumático se calienta y el aire del interior se expande y aumenta la presión. 

Por la mañana, la temperatura del aire sólo aumenta debido a las bajas temperaturas nocturnas, y los neumáticos siguen fríos después de aparcar.

La presión de aire en el neumático es la más baja del día. Es más que probable que la presión esté justo por debajo del umbral de activación de la luz. En cuanto empiece a conducir y los neumáticos se calienten empujando la presión a través del umbral, entonces la luz se apagará.

Si la luz permanece apagada durante el resto del día, es porque la temperatura del aire es lo suficientemente caliente como para mantener la presión por encima del umbral. Aunque la luz del testigo se apague rápidamente, es posible que tenga que añadir algo de aire a su neumático, ya que la presión debe estar cerca del límite de inflado recomendado. 

Revisar la presión de los neumáticos y añadir aire es una tarea simple, pero debe tener el equipo adecuado. Para comprobar la presión, necesitará un manómetro de calidad. Compare la presión de sus ruedas con el manual del conductor o la etiqueta en el lateral de la puerta de su vehículo y añada aire con un compresor. 

Si tiene alguna pregunta o sugerencia, no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro taller. Tenemos el equipo y los conocimientos para asegurarnos de que sus neumáticos estén inflados correctamente.

La importancia de una correcta alineación de los neumáticos

Una mala alineación de las ruedas causa un desgaste desigual de los neumáticos y aumenta el consumo de combustible.

El neumático, la clave del rendimiento del vehículo

alineacion de ruedasPara que un coche funcione correctamente, los cuatro neumáticos deben coincidir con lo que se obtiene con la alineación, un ajuste que, como cualquier profesional sabe, se pierde gradualmente y que el usuario no detecta a tiempo, puede dar lugar a varios problemas.

Los cuatro puentes de una máquina son como una orquesta «si uno de ellos no sigue exactamente la partitura, la melodía no está afinada». Para evitarlo, los componentes de dirección y suspensión del taller se ajustan mediante una alineación (el llamado funcionamiento «paralelo» o «geométrico») para que las ruedas estén correctamente apoyadas y funcionen paralelamente entre sí y con respecto al eje de la carretera.

Esto previene el desgaste desigual de los neumáticos, mejora el rendimiento del vehículo y ahorra combustible.

En este sentido, es importante que los profesionales adviertan a sus clientes de los síntomas de que pueden producirse desalineaciones de neumáticos en su vehículo, para que puedan acudir al taller y corregir las desalineaciones que se han producido.

El desgaste excesivo y desigual de los neumáticos (neumáticos laterales muy desgastados o vibraciones de las ruedas delanteras), la deformación de la dirección al dejar el volante en línea recta (esto puede suponer un riesgo para la seguridad), la rigidez de la dirección (se requiere una fuerza superior a la habitual para girar el volante) o el aumento del consumo de combustible son síntomas que el profesional debe informar al cliente para que pueda ir a la tienda y evitar el problema.

Los grandes fabricantes recuerdan que existen tres tipos de desalineación de las ruedas y que, según el caso, puede producirse un desgaste en un punto de la banda de rodadura. Estos tipos son convergentes (los neumáticos delanteros orientados hacia el interior se desgastan más en el lado exterior que en el interior), divergentes (el interior de los hombros se desgasta más que el exterior cuando el eje motriz está orientado hacia el exterior) y no paralelos (cuando los ejes no están paralelos entre sí, el vehículo se inclina). Debido a la dirección opuesta, los neumáticos de un lado se desgastan más).

Del mismo modo que el conductor debe controlar el estado de sus neumáticos y ser consciente de los posibles desajustes, los profesionales de la reparación deben ser especialmente cuidadosos a la hora de realizar este trabajo en el taller, ya que también deben determinar si los neumáticos de sus clientes tienen una vida útil más larga y son seguros durante la conducción.

 

¿Por qué rotar los neumáticos del vehículo?

rotar neumaticos

                                       DºImagen neumarket.com

Rotar los neumáticos de tu coche te permitirá por tanto alargar su vida útil, pero también circular de forma más segura, al tenerlos siempre en el mejor estado posible en cuanto a su dibujo, asegurando un agarre y capacidad de tracción homogéneos en cada eje Y puesto que hoy en día cada rueda se equilibra en conjunto –llanta y neumático–, aunque lo mejor es acudir a un taller especializado.

En cualquier caso, conviene tener en cuenta ciertas claves.

Neumáticos KmZero recomienda ir rotando los neumáticos cada 10.000 km o cada 6 meses, realizar el cruce de los mismos y una buena alineación de neumáticos.

¿Por qué es importante la alineación?

Una mala alineación de las ruedas aumenta el desgaste y el deterioro de los neumáticos, además partes mecánicas de la dirección pueden verse afectadas.

Por el efecto de arrastre de los neumáticos provocado por una mala alineación, el vehículo consume más carburante.

Una correcta alineación de las 4 ruedas te asegura un comportamiento óptimo y las mejores prestaciones de tu vehículo.

Si tienes alguna duda, estamos a tu disposición para responder tus preguntas. Solo tienes que acudir a cualquiera de nuestros centros o llamarnos al 928 46 50 50

Mantenimientos de los neumáticos en verano

mantenimiento de los neumaticos en vacacionesEl verano ya está a la vuelta de la esquina, y seguro que ya tenéis ganas de coger el coche y empezar a disfrutar las vacaciones. Nosotros también!!!. Pero antes de empezar las vacaciones, es aconsejable realizar una revisión a nuestro vehículo.

Uno de los elementos que tenemos que comprobar (no solo ahora) sino periódicamente son los neumáticos ¡incluido el repuesto! Recordar que son el punto de contacto del vehículo con la carretera.

En península recomiendan montar gomas específicas de verano. Para canarias no es el caso. Pero si debemos revisar si el neumático está desgastado el dibujo, el cual debe tener al menos unos 1,6 milímetros de profundidad, según la legislación vigente.

Para comprobarlo, es conveniente aparcar en una superficie plana y girar el volante unos 45º. Con un profundímetro realizaréis la medición en los canales principales del neumático, así como en varios puntos de su circunferencia para saber si el desgaste es uniforme.

Mientras se efectúa esta comprobación en las cuatro ruedas, es aconsejable detectar cualquier corte, bulto u otra alteración. En el caso de haya algún problema, debéis acudir a un experto.

Otro punto importante para garantizar la seguridad en marcha es llevar las ruedas con la presión adecuada. Si ésta es inferior a la recomendada, los neumáticos se sobrecalientan, incrementan el consumo de combustible y se deterioran antes. Además, aumenta la distancia de frenado y el riesgo de sufrir aquaplaning.

Por otro lado, si la presión es mayor, la vida útil de la goma es inferior y se reduce la adherencia al piso, lo que afecta al comportamiento del coche.

La comprobación de la presión debe efectuarse con el neumático frío, es decir, habiendo recorrido menos de 4 kilómetros. Si se hace en caliente, nunca debe desinflarse y hay que añadir 0,3 bar a la cifra recomendada por el fabricante, que está indicada en el manual de usuario.

¡También cuidado con el sobrepeso!

En el momento de inflar los neumáticos hay que tener en cuenta cuánto vamos a sobrecargar el vehículo.

Lo más recomendable es incrementar la presión según los consejos del fabricante y reducirla una vez se ha llegado a destino y se ha quitado toda la sobrecarga. No hay que olvidarse de hacer esta misma operación en el trayecto de regreso.

Si se lleva el coche sobrecargado hay que incrementar la presión según indique el fabricante. Lo importante es llegar siempre sanos y salvos.

Así que no os olvidéis de realizar un buen mantenimiento del coche. ¡Felices vacaciones!