Consejos de mantenimiento

Viewing posts from the Consejos de mantenimiento category

La importancia de una correcta alineación de los neumáticos

Una mala alineación de las ruedas causa un desgaste desigual de los neumáticos y aumenta el consumo de combustible.

El neumático, la clave del rendimiento del vehículo

alineacion de ruedasPara que un coche funcione correctamente, los cuatro neumáticos deben coincidir con lo que se obtiene con la alineación, un ajuste que, como cualquier profesional sabe, se pierde gradualmente y que el usuario no detecta a tiempo, puede dar lugar a varios problemas.

Los cuatro puentes de una máquina son como una orquesta “si uno de ellos no sigue exactamente la partitura, la melodía no está afinada”. Para evitarlo, los componentes de dirección y suspensión del taller se ajustan mediante una alineación (el llamado funcionamiento “paralelo” o “geométrico”) para que las ruedas estén correctamente apoyadas y funcionen paralelamente entre sí y con respecto al eje de la carretera.

Esto previene el desgaste desigual de los neumáticos, mejora el rendimiento del vehículo y ahorra combustible.

En este sentido, es importante que los profesionales adviertan a sus clientes de los síntomas de que pueden producirse desalineaciones de neumáticos en su vehículo, para que puedan acudir al taller y corregir las desalineaciones que se han producido.

El desgaste excesivo y desigual de los neumáticos (neumáticos laterales muy desgastados o vibraciones de las ruedas delanteras), la deformación de la dirección al dejar el volante en línea recta (esto puede suponer un riesgo para la seguridad), la rigidez de la dirección (se requiere una fuerza superior a la habitual para girar el volante) o el aumento del consumo de combustible son síntomas que el profesional debe informar al cliente para que pueda ir a la tienda y evitar el problema.

Los grandes fabricantes recuerdan que existen tres tipos de desalineación de las ruedas y que, según el caso, puede producirse un desgaste en un punto de la banda de rodadura. Estos tipos son convergentes (los neumáticos delanteros orientados hacia el interior se desgastan más en el lado exterior que en el interior), divergentes (el interior de los hombros se desgasta más que el exterior cuando el eje motriz está orientado hacia el exterior) y no paralelos (cuando los ejes no están paralelos entre sí, el vehículo se inclina). Debido a la dirección opuesta, los neumáticos de un lado se desgastan más).

Del mismo modo que el conductor debe controlar el estado de sus neumáticos y ser consciente de los posibles desajustes, los profesionales de la reparación deben ser especialmente cuidadosos a la hora de realizar este trabajo en el taller, ya que también deben determinar si los neumáticos de sus clientes tienen una vida útil más larga y son seguros durante la conducción.

 

¿Por qué rotar los neumáticos del vehículo?

rotar neumaticos

                                       DºImagen neumarket.com

Rotar los neumáticos de tu coche te permitirá por tanto alargar su vida útil, pero también circular de forma más segura, al tenerlos siempre en el mejor estado posible en cuanto a su dibujo, asegurando un agarre y capacidad de tracción homogéneos en cada eje Y puesto que hoy en día cada rueda se equilibra en conjunto –llanta y neumático–, aunque lo mejor es acudir a un taller especializado.

En cualquier caso, conviene tener en cuenta ciertas claves.

Neumáticos KmZero recomienda ir rotando los neumáticos cada 10.000 km o cada 6 meses, realizar el cruce de los mismos y una buena alineación de neumáticos.

¿Por qué es importante la alineación?

Una mala alineación de las ruedas aumenta el desgaste y el deterioro de los neumáticos, además partes mecánicas de la dirección pueden verse afectadas.

Por el efecto de arrastre de los neumáticos provocado por una mala alineación, el vehículo consume más carburante.

Una correcta alineación de las 4 ruedas te asegura un comportamiento óptimo y las mejores prestaciones de tu vehículo.

Si tienes alguna duda, estamos a tu disposición para responder tus preguntas. Solo tienes que acudir a cualquiera de nuestros centros o llamarnos al 928 46 50 50

Mantenimientos de los neumáticos en verano

mantenimiento de los neumaticos en vacacionesEl verano ya está a la vuelta de la esquina, y seguro que ya tenéis ganas de coger el coche y empezar a disfrutar las vacaciones. Nosotros también!!!. Pero antes de empezar las vacaciones, es aconsejable realizar una revisión a nuestro vehículo.

Uno de los elementos que tenemos que comprobar (no solo ahora) sino periódicamente son los neumáticos ¡incluido el repuesto! Recordar que son el punto de contacto del vehículo con la carretera.

En península recomiendan montar gomas específicas de verano. Para canarias no es el caso. Pero si debemos revisar si el neumático está desgastado el dibujo, el cual debe tener al menos unos 1,6 milímetros de profundidad, según la legislación vigente.

Para comprobarlo, es conveniente aparcar en una superficie plana y girar el volante unos 45º. Con un profundímetro realizaréis la medición en los canales principales del neumático, así como en varios puntos de su circunferencia para saber si el desgaste es uniforme.

Mientras se efectúa esta comprobación en las cuatro ruedas, es aconsejable detectar cualquier corte, bulto u otra alteración. En el caso de haya algún problema, debéis acudir a un experto.

Otro punto importante para garantizar la seguridad en marcha es llevar las ruedas con la presión adecuada. Si ésta es inferior a la recomendada, los neumáticos se sobrecalientan, incrementan el consumo de combustible y se deterioran antes. Además, aumenta la distancia de frenado y el riesgo de sufrir aquaplaning.

Por otro lado, si la presión es mayor, la vida útil de la goma es inferior y se reduce la adherencia al piso, lo que afecta al comportamiento del coche.

La comprobación de la presión debe efectuarse con el neumático frío, es decir, habiendo recorrido menos de 4 kilómetros. Si se hace en caliente, nunca debe desinflarse y hay que añadir 0,3 bar a la cifra recomendada por el fabricante, que está indicada en el manual de usuario.

¡También cuidado con el sobrepeso!

En el momento de inflar los neumáticos hay que tener en cuenta cuánto vamos a sobrecargar el vehículo.

Lo más recomendable es incrementar la presión según los consejos del fabricante y reducirla una vez se ha llegado a destino y se ha quitado toda la sobrecarga. No hay que olvidarse de hacer esta misma operación en el trayecto de regreso.

Si se lleva el coche sobrecargado hay que incrementar la presión según indique el fabricante. Lo importante es llegar siempre sanos y salvos.

Así que no os olvidéis de realizar un buen mantenimiento del coche. ¡Felices vacaciones! 

Posibles causas que el aire acondicionado del coche dejó de enfriar.

¿Cómo detectar que el aire condicionado dejó de enfriar?

aire condicionado no funcionaSi tu aire acondicionado del coche no enfría puede ser porque el filtro del habitáculo está sucio.

También puede ser que no enfría por causa de una fuga del gas refrigerante porque las conexiones estén flojas o porque que se haya agotado el gas refrigerante y este último beberías ir a recarga el aire condicionado a un especialista.

Para confirmar si es o no una fuga del gas refrigerante, tu mismo puedes poner agua enjabonada en las tuberías. Luego, pon en marcha el aire acondicionado.

Dónde haya una fuga aparecerán pequeñas burbujas. Si es debido a que una conexión está floja, basta con que la aprietes.

Si la fuga es debido a una rotura, tendrás que acudir a un taller especializado, donde profesionales tendrán que soldar y, a continuación, cargar el gas.

El compresor del aire acondicionado, pieza clave en el sistema, debe estar correctamente lubricado en todo momento. Si, por una avería o un mal mantenimiento, esta pieza funciona mal, el aire no se enfriará. Deberás acudir a un taller para que lo reparen.

El aire acondicionado puede no enfriar debido a un fallo eléctrico que hace que los ventiladores no funcionen bien o que lo hagan únicamente de forma intermitente. Lo más recomendable es que un especialista lo arregle.

Sea la causa que sea, Neumáticos Kmzero recomienda acudir a un taller mecánico.

Evita posibles averías del vehículo de cara al verano

averías del vehículo de cara al veranoEl verano está cerca, y aumenta las posibilidades que nuestro vehículo sufra alguna avería por recalentamiento causada por las altas temperaturas o por otras causas por falta de mantenimiento.

Por esta razón, vemos conveniente darte algunos consejos para el buen mantenimiento de tu vehículo.

  1. Revisar periódicamente el nivel de líquido refrigerante del motor. Este procedimiento debe hacerse cuando el motor esté frío, Si el nivel se encuentra muy bajo. Debemos entonces completar el nivel, preferiblemente con refrigerante, o con agua. Si el nivel se vuelve a bajar con los días,  el sistema tiene una fuga, y debe ser reparada.
  2. Hacer las revisiones que indica el fabricante. Normalmente, la recomendación es cada 15.000 km aproximadamente, pero será el ordenador de a bordo del mismo vehículo el que nos indique cuando hacer las revisiones oportunas.
  3. Comprobar si el vehículo tiene fugas. Mirar regularmente si nuestro coche deja manchas en el suelo donde está estacionado.
  4. Controlar el consumo periódicamente. Un incremento anómalo puede ser síntoma de una avería grave de motor o pérdida de combustible.
  5. Revisar los neumáticos. Comprobar que la presión de los neumáticos sea la correcta. El dibujo tiene que ser de como mínimo 1,6 mm, pero es recomendable un mínimo de 3mm. También es necesario comprobar que no tengan cortes ni ninguna anomalía.
  6. Revisar la batería. Los bornes de contacto tienen que estar limpios, protegidos con vaselina o grasa y bien atornillados. Las baterías que superan los cuatro años presentan un mayor riesgo de averías. En los casos de las baterías más antiguas es necesario verificar los niveles de los vasos de la batería y añadirle agua destilada, si conviene.
  7. Revisar el aceite. Verificar el nivel periódicamente, sobre todo si se hacen muchos kilómetros o el coche es viejo (por lo que consumirá más aceite). Algunos vehículos llevan indicador de nivel en el cuadro de instrumentos.
  8. Revisar los frenos. Hacer revisar por un profesional, una vez al año, el estado de las pastillas o de los discos.
  9. Revisar los amortiguadores. Es necesario comprobarlos periódicamente. Hacer caso de las recomendaciones de los profesionales cuando llevamos el vehículo a revisión periódica o a la ITV.
  10. Revisar las luces y los intermitentes. Revisar frecuentemente su correcto funcionamiento.
  11. Revisar los filtros. Controlar y substituir los filtros cuando toca. El del aceite se tiene que cambiar cuando se cambia el lubricante. Los del aire se revisan en cada visita al taller. El del combustible se substituye según el plan de mantenimiento de cada vehículo.

 

Panel de control del vehículo y su significado.

¿Qué son los testigos del vehículo y su significado?

Debemos comunicarles que no existe una ley que obligue a todos los fabricantes a tener el mismo tipo de leyenda o testigo en el panel de avería en el coche. Por lo que recomendamos mirar siempre las instrucciones del fabricante para conocer todos y cada uno de las leyendas y sus significados.

Vamos a explicar el significado de los testigos del coche y cuáles son los más comunes, dependiendo del modelo de vehículo.

Sistema de control de emisiones de gases

Lo primero que tenemos que tener en cuenta siempre es el color, por lo que al ser de color amarillo sabemos que se trata de un problema leve pero que necesitará la ayuda de un profesional. Un fallo en el sistema de control de gases del escape indica que el motor está en modo de emergencia, es decir que notaremos una pérdida de potencia motora y que el vehículo no superará las 2.000 revoluciones por minuto. Se puede continuar la marcha hasta el Servicio Oficial más cercano, siempre que el vehículo no de tirones, mantenga una correcta temperatura del motor y podamos mantener una velocidad adecuada a la vía en la que nos encontramos.

Sistema de precalentamiento

Este testigo se puede encender tras conectar el encendido, pero pasados unos segundos debería apagarse. Justo entonces es cuando debemos iniciar el encendido del motor girando por completo la llave. Debemos ser precavidos y no arrancar el motor hasta que el testigo no desaparezca, porque si no el testigo indicará un problema en el calentamiento en el motor de combustión, por lo que habrá que realizar una reparación mecánica.

Si una vez que se ha iniciado la marcha el testigo comienza a parpadear indicará un fallo en el control del motor, por lo que la prioridad para el conductor, siempre que el vehículo permita la correcta marcha sobre la vía, será la de buscar un Servicio Técnico para reparar el vehículo.

Presión del inflado de los neumáticos

Indica que uno o varios de los neumáticos del vehículo presentan una disminución de la presión de inflado.

La importancia de mantener los valores de presión de los neumáticos es fundamental para el correcto funcionamiento de un vehículo por lo que al encenderse este testigo se deberá proceder a identificar el o los neumáticos afectados y rectificar su presión.

Alternador

Este testigo de avería lo que nos indica que la batería del vehículo no se está cargando. En este caso, llevarlo lo antes posible a nuestro taller mecánico, sin utilizar radio, aire acondicionado o cualquier consumible del que se pueda prescindir.

Si, además, durante el trayecto se le enciende el testigo (avería en el sistema de refrigeración) deberá parar el vehículo en el acto de manera inmediata ya que podría dañar el motor y llamar al servicio de asistencia de carretera.

Presión de aceite del motor

Si la presión baja del aceite del motor, que al ser de color rojo nos indica que detengamos el vehículo lo antes posible, pero de una manera segura. Con esta acción evitaremos cuantiosos daños en el motor, porque si permanece encendido provocaría daños graves y de reparación muy costosa. Recomendamos llamar a la asistencia pertinente y llevar el vehículo cuanto antes al taller mecánico.

Nivel de aceite del motor

Bajamos el nivel de peligrosidad, pero con el mismo dibujo, el de una aceitera, pero esta vez de color amarillo. Este testigo de avería indica que el nivel de aceite del motor ha bajado, por lo que no tiene la cantidad suficiente que indica el fabricante.

Para poder solucionar este problema lo primero será comprobar el nivel del aceite del motor, si nunca hemos tenido que hacerlo, en el manual del fabricante encontraremos una explicación detallada y completa de cómo llevarlo a cabo.

Si efectivamente el testigo de avería está en lo cierto y el nivel está bajo entonces procederemos a añadir aceite (nunca más de un litro), y tendremos que hacer comprobaciones cada vez que echamos más aceite para cerciorarnos de que el nivel de aceite termina siendo el exigido por el fabricante.

Adblue

Al igual que el anterior testigo de avería, este nos indica un nivel bajo de AdBlue, por lo que se trata de un problema leve, pero que nos obligará a detener el vehículo de una manera segura para proceder a rellenar el líquido correspondiente.

Aunque en el cuadro de mandos veremos además la cantidad de kilómetros de autonomía que nos restarán para que se termine el líquido AdBlue, es aconsejable no agotar la distancia, ya que si lo hacemos el vehículo no arrancará.

Para la reposición del aditivo deberemos estar pendientes de las recomendaciones de cada fabricante, para saber los métodos exactos y los usos de mejores prácticas para proceder de una manera segura y efectiva.

Temperatura de líquido refrigerante

Es uno de los testigos más importantes para el buen funcionamiento del motor. Por eso, cuando se enciende se nos muestra con un color rojo para alertarnos de la posible gravedad del problema.

Este testigo nos puede estar avisando de un fallo en el sensor de la temperatura del líquido refrigerante, o de un sobrecalentamiento del motor por la ausencia de refrigerante o porque el nivel es muy bajo.

Si esto ocurre, lo primero que hay que hacer es detener el coche en un lugar seguro para comprobar el nivel del líquido y rellenarlo en caso de que fuera necesario. Si el motor está muy caliente, detén el motor y espera a que se enfríe antes de continuar el viaje. En el caso de que el testigo siga alertando de una anomalía, para de nuevo en un lugar seguro y avisa al servicio de asistencia.

Avería del motor

Cuando se enciende este testigo alerta al conductor de alguna avería o fallo en la gestión del motor, sistemas de inyección, encendido o escape.

Esta luz amarilla es de las más temidas cuando hablamos de testigos de averías, porque indica un fallo en el motor, pero no especifica cuál. Esta situación nos obliga a acudir a un taller profesional para que conectando el coche a una máquina de diagnosis pueda detectar la causa concreta.

Los fallos más comunes de los que alerta el testigo de avería del motor están relacionados con el sensor de oxígeno, filtro de partículas, catalizador, bujías, inyectores, tapa del combustible, termostato, bobinas de encendido, caudalímetro, válvula de control de emisiones o con el sistema de evaporación de emisiones.

Nivel de peligrosidad según el color del encendido. 

Rojo: nos indican que la anomalía es grave, y debemos detener el vehículo (siempre de forma segura) lo antes posible.

Amarillo: nos indican un fallo en algún sistema, pero que no tiene por qué implicar la inmovilización del vehículo.

Verde: nos están dando una información del vehículo, pero no es ninguna avería, y por lo tanto no tenemos por qué detener el mismo. La luz también puede ser de color azul o blanca dependiendo del modelo del vehículo y fabricante.

Consejos útiles para cuidar el motor del vehículo

6 Consejos útiles para cuidar el motor

Cambia las bujías y cables

Los cables recorren el camino que va desde el distribuidor hacia las bujías para conducir la electricidad, éstos generan una chispa que llega a encender la mezcla de aire y de la gasolina en la cámara de combustión. El tema es que si los cables están viejos, es posible que el auto no encienda o, en muchos casos, el motor sufra para llegar a la combustión.

Así que, al cambiar las bujías y los cables gastados estarás permitiendo que la electricidad se traslade sin ningún problema. Para saber con mayor exactitud, hay que revisar el manual de nuestro vehículo.

No aceleres y te detengas

Ya sabemos todos, que con el tiempo el motor se desgasta, y hace que pierda fuerza el funcionamiento. Lo correcto sería tratar de mantener la velocidad constante, no acelerar para evitar ese desgaste innecesario, que también podrás ser beneficiado en un mejor rendimiento de tu combustible, en los frenos, y en el estado de los neumáticos.

Trata de reemplazar el filtro del combustible

Cambiar el filtro del combustible a tiempo, evitaremos que se llene de partículas o incluso impurezas que afecta mucho a nuestro motor. Si procedemos al cambio del filtro, haremos que el combustible fluya limpio, además de que el motor tendrá mayor facilidad para quemar el combustible.

Trata de dar seguimiento a las luces del tablero interior

La mayoría de nosotros solo vemos a las luces de nuestro tablero como algo que ornamenta el diseño de nuestro vehículo, pero más allá de eso, es sumamente importante que sepamos qué es lo que significa cada señal. Por ejemplo, si aparece la luz check engine, la de batería, presión de aceite o temperatura del motor. Si se prende cualquiera de estas luces, será mejor que de inmediato lleves tu auto donde tu mecánico, así le estarás haciendo un favor a tu motor.

Toma en cuenta las correas del motor

Revisar las bandas o correas del motor también es fundamental para prevenir daños considerables al motor de nuestro coche, porque estas trabajan haciendo girar o mover otros componentes asociados al motor como lo es el alternador en algunos casos, el ventilador, el aire acondicionado y hasta el sistema de enfriamiento. Si al revisar una de estas correas o bandas descubres que esta agrietada o desgastada, entonces ya es hora de que la reemplace por otra que este nueva, porque al romperse una de estas bandas es obvio que el elemento que esta hace funcionar deje de trabajar, generando que el motor del coche se forcé y trabaje mucho más, esto causara recalentamiento del mismo y puede quemarse definitivamente.

No llegues al mínimo con el tanque del combustible

Es importante no llegar al límite para repostar combustible, porque la gasolina tiene una serie de residuos se van asentándose poco a poco y con el pasar de los años, y estos se acumulan. Al conducir o llegar al mínimo de gasolina, nuestro motor empieza a succionar estos residuos que finalmente le causan un daño interno. No esperemos al último momento, lo ideal sería ponerle gasolina antes de llegar al cuarto de tanque.

 

Evitar el desgaste de los frenos

Sistema de frenos. Conducción y su desgaste. 

El desgaste de las piezas de freno depende de los kilómetros recorridos y la forma de conducir de cada persona.

disco de frenosLa mayoría solemos exponer al vehículo a un esfuerzo de frenado por conducción con exceso de carga, sobrecaliento ocasional de los frenos o por transitar en carreteras de montaña que exija del uso continuado de los frenos que provocará un desgaste prematuro con respecto a un conductor habitual de autopistas.

Para evitar tener que cambiarlo cada poco tiempo. Es recomendable, realizar una conducción más eficiente. No hacer frenadas bruscas sobre el asfalto o constantes.

Hacer usos de la caja de cambios para disminuir la velocidad del vehículo.

Hacer caso al aviso del panel de instrumentos del vehículo, cuando el sistema nos advierte el desgaste de los frenos.

Conduce con suavidad y evita movimientos bruscos.

En las bajadas, emplea marchas cortas para retener el vehículo, así logramos frenar con menos frecuencia.

Mantener siempre la distancia de seguridad, esto te permitirá tener más control sobre la velocidad del vehículo sin tener que realizar una frenada brusca.

¿Qué señales nos indica que tenemos que cambiar los discos de freno?

Además del aviso del panel de instrumento del coche, hay que tener en cuenta estos aspectos:

  • Ruidos al pisar el pedal de freno.
  • Pedal duro o que al pisarle se va hasta al fondo.
  • El volante vibra al pisar el pedal de freno.

Si cualquiera de estos aspectos, lo detectamos lo mejor será acudir al taller mecánico tan pronto sea posible, no prolongues el cambio de frenos.

 

 

 

¿Cuál es la presión correcta en los neumáticos?

Es fundamental suministrar la presión del aire en los neumáticos según las indicaciones del fabricante, ya que esto influye en el desgaste del neumático de cualquiera de estas formas:

presión correcta en los neumáticosNeumáticos con baja presión

          Una presión de neumáticos baja se traduce en pérdida de estabilidad, más desgaste y mayor consumo en combustible. Si la presión es muy baja incluso puede llegar a recalentarse y dañarse de forma irreparable.

Neumáticos con exceso de presión

           Una excesiva presión de los neumáticos también reduce la comodidad y seguridad de la conducción, ya que el contacto del neumáticos con la superficie de la calzada resulta insuficiente.

¿Qué es lo ideal para mantener en buen estado nuestros neumáticos?

  • Como especialistas en Neumáticos Nuevos y de Ocasión, recomendamos que la presión de las gomas deben comprobarse preferiblemente cada 14 días y al menos una vez al mes. También es importante, verificar el neumático de repuesto, ya que en cualquier ocasión podemos tirar de ello en caso de necesitarlo.
  • Recuerda comprobar la presión de los neumáticos estén fríos o al menos cuando no se haya conducido en dos horas como mínimo.
  • Nunca reduzca la presión de los neumáticos cuando estén calientes, ya que cuando se enfríen la presión de los neumáticos se situará por debajo del ajuste recomendado.
  • Y por último, La presión de los neumáticos siempre debe ser la misma en las dos ruedas de cada eje.

¡Siga siempre las recomendaciones del fabricante!. Y aún tenemos más consejos útiles para ti:

¿Cómo alargar la vida de mis neumáticos?. 

Y ¿Cómo detectar el tipo de desgaste de mi neumático? 

 

 

 

¿Cómo alargar la vida de los neumáticos?

Con un poco de interés podemos lograr ampliar la vida útil del neumático y nuestra seguridad. Para empezar tenemos que evitar las salidas fulgurantes en los semáforos, frenadas agresivas y vigilar al menos una vez al mes la presión de los neumáticos.

A continuación explicamos algunos consejos para alargar la vida de nuestros neumáticos:

  • Tener una presión correcta es fundamental, ya que influye en el desgaste del neumático. Si tenemos una presión excesiva pueden influir negativamente en la duración, el confort de conducción, la adherencia y la frenada. Y si nos falta presión genera una flexión excesiva de la cubierta, lo que provoca un sobrecalentamiento, una mayor resistencia a la rodadura y un desgaste prematuro. Por tanto hay que llevar siempre la recomendada por el fabricante.
  • Variar la presión en función de la carga. Si el coche va muy cargado, es recomendable revisar las recomendaciones del fabricante, ya que ellos recomiendan distintas presiones en función a la carga.
  • Evitar aceleraciones en la salida del semáforo no lleva a ninguna parte y es poco seguro. Además produces un desgaste excesivo e innecesario en los neumáticos, ya que desgastas en la banda de rodadura al aumentar las fuerzas, aumentando las temperatura y posterior degradación de la goma.
  • Evita realizar frenazos. Los frenazos bruscos producen el mismo efecto que las aceleraciones.
  • No pasar los límites de velocidad, pasar el exceso de velocidad permitido no solo es ilegal sino también provoca un mayor calentamiento del neumático, ya que suele ir asociado a realizar apoyo más fuerte en las curvas, realizas aceleraciones y frenadas bruscas. El resultado final pueden ser dos: Un accidente provocado sin necesidad y el desgaste de las gomas inadecuado.
  • Evita baches profundos o pasarlos a baja velocidad para evitar deformaciones o roturas en las gomas. También presta atención al aparcar y evitar golpear o rozar los neumáticos con el bordillo, de esta forma cuidamos más nuestros neumáticos.