Blog

Qué hacer cuando tenemos un accidente de tráfico

Aunque no nos guste pensar en ello, hay que tener en cuenta que cuando salimos a la carretera estamos expuestos a la posibilidad de tener un accidente de tráfico, ya sea por despiste nuestro, por el de un tercero o por cualquier contratiempo del clima, de objetos en la carretera o mil razones más.

Por ello, es necesario tener una formación mínima para actuar en casos inesperados y desagradables, aparte de tener en cuenta la responsabilidad que tomas al coger el volante contigo mismo, con tu familia y con los demás ciudadanos.

Todos los días salen noticias de accidentes, de gente que no respeta el consumo de alcohol y drogas al volante y, como consecuencia, se convierte en la noticia desagradable de la semana. Por ello, además de tener la cabeza suficiente para tomarse la conducción como un riesgo necesario, pero con sus posibles consecuencias, te comentamos algunos consejos para que lleves a cabo en caso de un accidente de tráfico.

Accidente leve

Si en algún momento de tu vida te ves metido en un accidente en la carretera, este tipo es el mejor posible y el que vas a agradecer. Esa misma razón es buena para calmarse antes de ponerse hecho una furia y pensar. Primero, si eres la víctima y no has tenido la culpa del altercado, no te pongas nervioso ni agresivo porque, primero, es de mala educación y, segundo, se puede tornar en tu contra. No sabes las circunstancias que han llevado a la otra persona a cometer su error, y aunque sean evidentes, lo más adecuado es guardar las formas, llamarle la atención de forma segura pero educada y proceder a firmar el parte amistoso.

Hay que señalizar el accidente correctamente sin poner en peligro a los demás vehículos de la vía, utilizando como es debido los triángulos de emergencia que deben ser visibles a unos 100 metros de distancia. (Obviamente, no tienen ningún sentido si están al lado del coche, porque el coche se ve antes que el triángulo en ese caso).

Si finalmente es leve, y no hay heridos en el choque, hay que hacer fotos a los coches y la zona en cuestión, para facilitar el trabajo al seguro y que no te cuelen otros golpes anteriores en este accidente.

Pide disculpas si eres el culpable y acéptalas si eres el afectado. No se te ocurra llamar a la Guardia Civil después del desaguisado. En un accidente leve no es necesario el cuerpo, y evitas que estén en un lugar más importante durante estos momentos. Y encima, si la benemérita levanta atestado, no pienses ver tu coche reparado en menos de dos meses.

Sin embargo, si no sale un culpable en claro entre las partes implicadas, sí sería necesario llamar a las autoridades para poner orden en el gallinero. Y si tienes dudas sobre la validez del seguro, obviamente debes reclamarles.

Ah, y si ves un accidente leve desde el coche, no frenes para mirar. Aparte de ser un cotilla terrible estás provocando un atasco cada vez mayor por una nimiedad que ocurre cada día en todas partes.

Accidente grave

También se dan. Si puedes, señaliza bien la zona y desconecta el coche totalmente. Y, sobre todo, llamar al 112 y atestiguar bien la ubicación, la situación y el número de heridos. Los que NO debes hacer es mover a los heridos ni darles nada de comer y beber, a no ser que corra un peligro inminente si no se mueven.

A pesar de que la mayoría de accidentes son causados por fallo humano, el mal estado de la carretera es una causa viable. Si eres víctima, el Estado indemniza a los afectados después de reclamar a la Guardia Civil y testigos.

Consejos para el cuidado de las ruedas

Entendemos que todo el mundo quiere sacar el máximo rendimiento de sus neumáticos. El cuidado y el mantenimiento adecuados son la clave para un rendimiento y una longevidad óptima. Para ayudar con esto, NEUMÁTICOS KMZERO quiere sugerir que sigas estos consejos para el cuidado de las ruedas:

Revise la presión de sus neumáticos mensualmente: Para obtener los resultados más precisos, revise la presión de las llantas por la mañana, antes de conducir el vehículo. Puede encontrar la presión de neumáticos recomendada para su vehículo en el manual del propietario o en la etiqueta de la puerta del lado del conductor. En algunos casos, esta pegatina también puede estar dentro de la tapa de su tanque de gasolina o en el interior del maletero.

Equilibre sus neumáticos: En algunos casos, la distribución del peso no es perfectamente uniforme alrededor del neumático. El balanceo de llantas compensa las diferencias de peso para asegurarse de que el peso de las llantas esté balanceado de manera uniforme. Este servicio se recomienda cada dos cambios de aceite o al cambiar los neumáticos.

Cambie sus neumáticos de posición: La rotación regular de las llantas ayuda a mantener la seguridad de las llantas y soporta incluso el desgaste de la banda de rodamiento. Durante la rotación, cada rueda se retira y se coloca en un lugar diferente del vehículo para asegurar un desgaste uniforme de las llantas. Este servicio se recomienda cada dos cambios de aceite.

Observe la banda de rodadura de su neumático: La banda de rodadura de su neumático permite que su vehículo agarre la carretera con seguridad y mantenga el control. Si las ranuras de la llanta se han desgastado, su vehículo no podrá agarrar el asfalto de manera efectiva. Para probar la banda de rodamiento de sus neumáticos, use la prueba de la banda de rodamiento de neumáticos:

1. Toma un euro y sujétalo con el pulgar y el índice.

2. Encuentre el área de su llanta con la banda de rodamiento más baja y coloque la moneda en una de las ranuras.

3. Si el borde dorado está cubierto por la banda de rodamiento, está correcto. Si ve el color dorado significa que el agarre de su vehículo se puede ver reducido significativamente.

Alinee sus neumáticos: La alineación de las ruedas consiste en ajustar ligeramente las partes delanteras y/o traseras de la suspensión del vehículo. No ha tenido la sensación que al soltar el volante el coche se desplaza hacia un lado o hacia el otro? Ahí tenemos un signo de que los neumáticos necesitan estar alineados. Se recomienda este servicio una vez al año.

Garantía de los neumáticos: ¿Cómo Funciona?

A diferencia de la mayoría de los productos de consumo que ofrecen una garantía de 3, 6, 12 o 24 meses, las garantías de los fabricantes de neumáticos van mucho más allá de la norma para los productos de consumo, cubriendo su producto durante varios años.

Estas garantías cubren típicamente la vida útil de la banda de rodamiento, la mano de obra, los materiales y la uniformidad. Los fabricantes cumplirán con sus compromisos siempre y cuando se les notifique oportunamente y el consumidor pueda demostrar que se han seguido todas las recomendaciones del fabricante para mantener las llantas en óptimas condiciones de funcionamiento.

Aquí hay una explicación de las diferentes garantías de los fabricantes de neumáticos, junto con algunos requisitos básicos y restricciones de cada uno de ellos.

Garantía de desgaste de la banda de rodadura del neumático / kilometraje

La vida útil de la banda de rodadura es el estándar más conocido y una forma popular de comercializar neumáticos para los consumidores.

Si la banda de rodamiento se desgasta antes de alcanzar el kilometraje indicado, el fabricante reemplazará las llantas a un valor prorrateado basado en la vida útil acortada. Sin embargo, la garantía de las cubiertas para la vida útil de la banda de rodamiento tiene restricciones.

La garantía no se aplica a las gomas vendidas en vehículos nuevos, ni tampoco se aplica si la reclamación ha pasado la ventana de cobertura establecida por el fabricante. También se aplica únicamente al propietario original y al vehículo. Además, sólo es válido si el propietario ha seguido las directrices del fabricante para la rotación de los neumáticos, la alineación de los neumáticos y el mantenimiento regular de la presión de aire.

Mano de obra y materiales

Las garantías de los fabricantes de neumáticos cubren las condiciones que requerirían que un neumático sea retirado del servicio debido a defectos de mano de obra o materiales defectuosos considerados dentro del control del fabricante. Si se hace una reclamación mientras el neumático todavía tiene más del 75 por ciento de su banda de rodadura original y está dentro de los 12 meses de la fecha de compra, por lo general será reemplazado sin costo alguno. Más allá de eso, el propietario es normalmente compensado en base a la vida prorrateada*.

* Las garantías de mano de obra pueden variar según el fabricante del neumático. Por favor, consulte el sitio web del fabricante de su neumático o su factura original para obtener más detalles.

Garantía de satisfacción

Muchos fabricantes ofrecen ahora una garantía de satisfacción de 30 días. Esta garantía permite a los clientes «probar» sus neumáticos nuevos. Si no está satisfecho, el consumidor puede cambiar su neumático nuevo por otro neumático (de la misma marca) en un plazo de 30 días a partir de la fecha de compra. Al igual que otras garantías de neumáticos, esta oferta suele tener algunas limitaciones. La garantía queda anulada si las llantas fueron dañadas por un peligro en la carretera, mal utilizadas o utilizadas en cualquier actividad relacionada con las carreras antes de ser cambiadas.

Uniformidad

Aunque existe un estricto control de calidad dentro de la industria del neumático, ocasionalmente se vende un neumático que está fuera de balance, fuera de ronda, o que causa una perturbación en la conducción.

Las garantías de los fabricantes de llantas tienen en cuenta esta posibilidad y reemplazarán la llanta defectuosa. Una vez más, hay restricciones. Debido a que tienen un estricto control de calidad, los fabricantes no están inclinados a creer que la falta de uniformidad existe en más de un neumático, y generalmente niegan las reclamaciones de neumáticos múltiples.

Además, dado que la mayoría de los problemas causados por defectos de este tipo se manifiestan al principio de la vida útil de una llanta, los fabricantes asumen que debe ser identificada y corregida a tiempo, generalmente entre seis y doce meses de servicio.

Si el fabricante considera que un defecto está relacionado con un mantenimiento inadecuado, vandalismo, peligros en la carretera o un accidente, la reclamación será denegada. Incluso si no se demuestra que ninguno de ellos sea el caso, hacer una reclamación relacionada con las garantías del fabricante de neumáticos requiere que el propietario del vehículo pueda probar que se han tomado todas las medidas necesarias para mantener los neumáticos en condiciones de funcionamiento adecuadas.

Esto incluye pruebas de rotación regular de las llantas, registros de inflado adecuados y documentación de inspecciones de rutina de las superficies de la banda de rodamiento para detectar señales tempranas de defectos o desgaste inusual. Cualquier reclamo hecho sin esta prueba probablemente causará que sea negado, así que mantener buenos registros y realizar el mantenimiento apropiado de las llantas es una necesidad.

Importancia del cuidado de las ruedas.

¿Por qué las ruedas es lo más importante que debe tener en cuenta en su coche?

Todo el mundo se enorgullece de su vehículo: la marca y el modelo, el interior y las piezas de recambio, pero los neumáticos de su vehículo deben ser la característica más importante para usted.

Independientemente del motor que tenga su coche, de lo rápido que pueda acelerar e ir o de lo bien que esté construido, todo se reduce a las ruedas porque pueden alterar el rendimiento y la calidad de la conducción de su vehículo.

Las llantas son el único contacto de su vehículo con la carretera. Hay una variedad de beneficios al mantener y/o invertir en neumáticos de calidad:

Tracción– El rendimiento de sus neumáticos en diferentes condiciones de carretera y climáticas depende en gran medida de la banda de rodadura del neumático. Incluso en condiciones óptimas de carretera, para que un coche acelere y utilice toda la fuerza de su motor, necesita neumáticos que se agarren bien a la carretera. De lo contrario, la potencia y el control se perderán al derrapar.

Seguridad – Las llantas están diseñadas para soportar la velocidad del vehículo e influir en la distancia de frenado.

Comodidad – Las llantas suavizan el impacto de la carretera y soportan el peso del coche, proporcionando una experiencia de conducción más suave.

Consumo – La condición de sus llantas puede tener un impacto significativo en su consumo. Si sus ruedas están desgastadas, el vehículo tiene que trabajar más duro, lo que lleva a un bajo consumo de combustible.

Hay que admitir que la imagen importa. La apariencia de una llanta puede dar una imagen positiva o negativa de su vehículo.

¡Recuerda! Es importante que preste atención a sus neumáticos no dudes en contactar con Neumáticos KmZero expertos en venta y reparación de neumáticos en Gran Canaria.

¿Puedo reemplazar un sólo neumático de mi coche?

El reventar una goma puede ser una molestia. Usted se imagina que será una solución rápida – diríjase a la tienda de neumáticos, elija el mismo modelo (o quizás uno que sea un poco más barato?) y boom – ya se acabó.

En muchos casos, se le dirá que realmente debe reemplazar los cuatro neumáticos. Espera, ¿qué? El costo se acaba de cuadruplicar y usted se está deshaciendo de tres ruedas que, por lo que puede decir, van bien.

Preguntar si puede reemplazar una sola rueda de su auto es una pregunta común. La respuesta corta es que depende. Hay algunas variables que le ayudarán a identificar si puede reemplazar 1 llanta, 2 llantas o si necesita un juego de 4.

Primero, veamos por qué es necesario reemplazar un neumático en su vehículo en primer lugar.

¿Cuándo necesita reemplazar una llanta?

En muchos casos, el culpable es la profundidad de la banda de rodadura del neumático. Generalmente, la banda de rodadura de la mayoría de los neumáticos nuevos oscila entre 10/32 y 11/32. La Policía dice que las ruedas deben ser reemplazadas cuando la profundidad de la banda de rodamiento alcanza 4,5 mm (2/32 pulgada).

Una vez que la banda de rodamiento se desgasta por debajo de 4,5 mm (2/32 pulgada), la tracción en mojado se convierte en un problema. Es posible que su automóvil no sea capaz de traducir el frenado en una parada lo suficientemente rápido como para evitar un accidente grave. Un par de segundos de tiempo de parada en una carretera mojada puede ser la diferencia entre una parada corta o no a tiempo.

Si no puede recordar la última vez que le cambiaron las ruedas, es posible que se esté quemando a través de las ruedas delanteras. Las cubiertas delanteras tienden a desgastarse más rápido que las traseras porque soportan el peso del motor y dirigen el automóvil, lo que añade ficción adicional.

Siempre existe la posibilidad de que haya una fuga, lo que causaría que la llanta esté poco inflada – una rueda con fugas que no pueda ser reparada podría ser la causa de un neumático nuevo. Si un neumático no puede retener el aire, obviamente es un problema. Los vehículos que de a partir de 2007, tienden a tener sensores del Sistema de Administración de Presión de Llantas (Tire Pressure Management System, TPMS) que le alertarán si su presión es baja en su tablero de mandos. Sin embargo, siempre es una buena práctica inspeccionar visualmente cada neumático antes de cualquier viaje.

Al mismo tiempo, un neumático sobreinflado puede ser un problema. El sobreinflar una rueda disminuye la cantidad de contacto que la rueda tiene con el camino y también puede causar que la rueda se dañe más fácilmente al golpear un bache. Cuando tenga que llenar los neumáticos usted mismo, puede ser fácil bombear el neumático con demasiado aire, por lo que le recomendamos que compruebe la presión de los neumáticos con un medidor de presión de neumáticos.

Incluso si las huellas de las llantas no se han desgastado, eso no significa que sean seguras en la carretera. Es decir, a medida que las ruedas envejecen, se deterioran y, con el tiempo, pueden convertirse en un peligro para la seguridad. Esta es la razón por la que, según los fabricantes de automóviles y de neumáticos, usted debe cambiar los neumáticos cada cinco a diez años. Esto ayuda a garantizar un transporte seguro antes de que las llantas se deterioren hasta el punto de fallar.

Qué considerar antes de reemplazar una sola llanta

Entonces, ¿se puede reemplazar una sola cubierta en el auto? La respuesta es: depende. Pero para hacerlo de forma segura, tendrá que cumplir con un conjunto de criterios bastante diverso que presentamos a continuación.

1. Pisadas en los otros neumáticos

Para reemplazar un solo neumático sin afectar negativamente el rendimiento y la seguridad, los otros neumáticos deben tener suficiente banda de rodamiento. Siempre puede usar un cuarto o un euro para comprobar la profundidad de las ranuras de los neumáticos.

2. Tipo de neumático

El patrón y tipo de banda de rodadura que tienen sus llantas debe ser similar. Es decir, ya sean llantas delanteras o traseras, usted quiere el mismo tipo, modelo y condición de la banda de rodamiento.

¿Por qué? Debido a que las sutiles diferencias en las cubiertas afectan su comportamiento – más específicamente – la capacidad de su vehículo para acelerar, frenar, doblar y expulsar el agua. Usted desea una experiencia de conducción equilibrada y predecible.

3. Tipo de vehículo

¿Tu auto es de tracción en las cuatro ruedas? Si es así, los fabricantes de vehículos recomiendan que reemplace las cuatro llantas. Esto se debe a que el diámetro reducido de las llantas de la banda inferior hace que giren más rápido que una nueva. Las ruedas que se mueven a diferentes velocidades en un vehículo 4×4 pondrán al vehículo en un bloqueo de las 4 ruedas, lo que puede causar daños al tren de transmisión.

Cómo cuidar su nuevo neumático

Ya sea que necesite reemplazar una o más llantas, usted quiere prevenir el desgaste prematuro. Las ruedas bien mantenidas previenen daños significativos a su vehículo y lesiones potencialmente graves. Para mantener sus ruedas, siga estos sencillos pasos:

Alinee sus ruedas

Para sacar el máximo provecho de sus neumáticos, gírelos de acuerdo con el programa recomendado en el manual del propietario. Además, pídale a un profesional de confianza que inspeccione sus llantas en cada alineación.

Compruebe la presión del aire

Esto debe hacerse mensualmente y la presión debe ajustarse según sea necesario para evitar una explosión peligrosa. Asegúrese de elegir una instalación de servicio equipada para el cuidado de los Sistemas de Monitoreo de Presión de Llantas (TPMS). Todos los vehículos fabricados desde 2007 vienen con esto.

Reparación de ruedas desinfladas 

Hay una manera correcta y otra incorrecta de reparar los pisos. Incluso si, basándose en el precio, parecen ser un buen negocio, no acepte los tapones de cuerdas o de tela. Manejar con llantas tapadas puede resultar en accidentes serios y lesiones fatales. Por razones de seguridad, usted desea utilizar el método del parche. Ningún otro método para reparar una llanta desinflada es seguro y, normalmente, el parche tarda de 20 a 30 minutos.

Para su tranquilidad, deje que un experto calificado en cuidado de autos repare su llanta desinflada. Ellos lo inspeccionarán por dentro y por fuera para asegurarse de que pueda ser reemplazado con seguridad. Es mucho mejor reemplazar un neumático dañado que arriesgarse a sufrir lesiones potencialmente graves o mortales.

Y recuerde, por razones de seguridad, una llanta puede ser reparada dos pero no tres veces.

¿Si necesitas neumáticos nuevos o semi nuevos? Recuerda en acudir a nuestro taller profesional, expertos en venta y reparación de neumáticos en Las Palmas.

¿Cuáles son los mejores neumáticos para su coche?

5 Factores a considerar

Comprar llantas nuevas puede ser un proceso frenético. Como conductor, usted tiene una amplia variedad de opciones de neumáticos a su disposición, y es fácil sentirse abrumado si no está seguro de lo que está buscando o incluso por dónde empezar su búsqueda.

Hay algunos factores clave que usted debe considerar (aparte del precio) al decidir qué llantas son las mejores para su auto.

5 Factores a tener en cuenta al comprar neumáticos nuevos 

1. Tamaño del neumático 

Un factor importante a considerar al decidir qué neumáticos comprar es el tamaño del neumático, un factor determinado por la capacidad de carga.

La capacidad de carga se refiere a la cantidad de peso que un neumático está preparado para soportar a su presión establecida por la industria y totalmente optimizada. Dependiendo del tipo de neumático, el índice de carga puede expresarse como un número o una letra, y cada índice corresponde a una presión de carga máxima que se mide en kg por cm2.

Las calificaciones de carga difieren no sólo entre los diferentes tipos de vehículos (piense en sedanes versus SUVs) sino también entre las marcas y modelos de vehículos. Tómese un segundo para determinar el tamaño y la presión que necesita antes de comenzar a comprar neumáticos nuevos.

2. Capacidad del neumático 

Aparte del tamaño de las llantas, usted querrá considerar cuáles son las capacidades de las llantas que le brindarán el mayor beneficio. Los beneficios que usted puede estar buscando incluyen longevidad, alto rendimiento, manejo suave o capacidad para todas las estaciones.

Dependiendo del tipo de vehículo que conduzca, es posible que también tenga que considerar llantas especiales que estén diseñadas para adaptarse al tipo de vehículo que tenga y al clima en el que conduzca:

Neumáticos para todas las estaciones: Estas llantas están diseñadas para un manejo suave y eficiencia de combustible, sin embargo, no son ideales para conductores que viven en áreas con clima extremo, especialmente cuando se trata de nieve y aguanieve.

Neumáticos de nieve: Las ruedas para nieve, también llamadas neumáticos de invierno, están hechas con un caucho especial que no se endurece con las bajas temperaturas, por lo que pueden soportar condiciones de conducción invernales más extremas.

Neumáticos de alto rendimiento: Si usted conduce un auto deportivo, probablemente querrá comprar llantas de alto rendimiento. Aunque estas llantas pueden soportar altas velocidades y agarrarse a la carretera como las llantas de carreras, por lo general se desgastan mucho más rápido que otros tipos de llantas.

Diferentes tipos de neumáticos se transportan en una gama de tamaños para adaptarse a cualquier vehículo, desde SUVs hasta sedanes.

3. Longevidad de los neumáticos 

Cuando considere qué llantas comprar, asegúrese de tener en cuenta su viaje al trabajo.

El número de kilómetros que maneje tendrá un impacto significativo en su experiencia de compra de ruedas. Si está constantemente en la carretera, necesitará neumáticos diseñados para una larga vida útil con un alto grado de desgaste de la banda de rodadura.

La distancia no es el único hábito de conducción que influye en la vida útil de sus neumáticos. El tráfico de parar y seguir también puede afectar a sus neumáticos, ya que la rotura constante acelera la tasa de desgaste de la banda de rodamiento. Si usted vive en un área como el norte de Madrid con mucho tráfico, probablemente querrá invertir en neumáticos diseñados para durar.

4. Cantidad de neumáticos

El razonamiento detrás de su decisión de reemplazar sus cubiertas también tiene un impacto en las mismas que usted comprará.

El desgaste de la banda de rodadura de todas las gomas normalmente significa que sus propias gomas están desgastadas y necesitan ser reemplazadas por completo. Ya que usted reemplazará las cuatro llantas, es probable que quiera considerar otros factores como el tamaño, capacidades y longevidad antes de comprometerse a usar otras. Sin embargo, algunas situaciones no requieren que los cuatro neumáticos sean reemplazados, por lo que la cantidad de neumáticos también jugará un papel en el proceso de compra.

Todos hemos tenido un pinchazo en algún momento. Puede ser frustrante pero, en última instancia, es una solución fácil y relativamente rápida en su taller de reparación. En este caso, es probable que compre una llanta nueva que sea del mismo modelo que las otras llantas de su auto.

5. Marca de neumáticos 

Por último, un factor decisivo a la hora de comprar neumáticos nuevos podría ser la marca que elija. ¿Está satisfecho con la marca de sus neumáticos actuales? Si es así, es probable que continúe usando esa marca de fábrica de ruedas en el futuro.

Sin embargo, si sus neumáticos viejos no han funcionado tan bien como esperaba o se han desgastado mucho más rápido de lo que había previsto originalmente, probablemente considere comprar una marca de neumáticos alternativa. Basándose en el tamaño de los neumáticos que necesita y en las capacidades que busca, investigue un poco sobre las mejores marcas de neumáticos que satisfagan sus necesidades específicas.

Si bien las revisiones en línea y las recomendaciones personales pueden proporcionar una gran información que le ayudará a tomar una decisión, también debe hablar con un experto si no está seguro de qué marca de neumáticos ofrece la mejor opción para su vehículo.

¿Qué significan los números de mis neumáticos?

¿Qué significan los números de mis neumáticos? Cómo leer los tamaños de las ruedas

Ser capaz de echar un vistazo rápidamente a la pared lateral de su neumático y determinar el tamaño del neumático que su vehículo específico necesita puede ahorrarle tiempo, problemas y dinero. Aún así, no mucha gente sabe cómo leer el tamaño de una rueda aunque esté impresa en la pared lateral. Como una mezcla de letras y números, no es tan fácil de leer como encontrar un zapato de la talla 39. 

Por qué es importante el tamaño de las ruedas 

Aparte del hecho de que las llantas necesitan adaptarse físicamente a su vehículo, hay varias razones por las que es necesario tener el tamaño correcto de las mismas.  

Sus neumáticos soportan todo el peso de su vehículo y son las únicas partes de su vehículo que realmente hacen contacto con la carretera. Asegurarse de seleccionar el tamaño adecuado de las ruedas cuando es el momento de comprarlas es crítico para la salud de sus llantas y de su vehículo.

El trabajo de un neumático es llevar su vehículo y guiarlo a donde necesita ir, así que cuando un neumático es demasiado grande o demasiado pequeño, no sólo se dificulta el rendimiento, sino que también se pone en riesgo su seguridad. Sus cubiertas deben ser anchas, fuertes y lo suficientemente gruesas como para soportar el peso de su vehículo y, al mismo tiempo, poder girar y moverse. Rascarse a lo largo de los lados o quedar atrapado mientras intenta girar podría causar daños graves a las llantas, lo que le obligaría a reemplazarlas mucho antes de lo que de otra manera necesitaría.  

¿Qué significan los números de mis ruedas?

Mirar el tamaño del neumático por primera vez puede parecer como leer un idioma extranjero, pero una vez que aprendas a desglosar lo que significa cada sección del tamaño del neumático, te darás cuenta de que no son tan complicadas.

Tipo de neumático 

El tipo de neumático se refiere al servicio o tipo de vehículo para el que fue diseñado. «P» significa «pasajero» y es el tipo de neumático más común. «LT» (camiones ligeros que transportan cargas pesadas) es otra designación común de tipo de neumático con la que probablemente se encontrará. Otros tipos de neumáticos son «T» (temporal), «ST» (remolque) y «C» (comercial). Si no hay ninguna letra, eso indica que el neumático se fabricó en Europa para coches europeos. Estos tipos de neumáticos se denominan neumáticos métricos o eurométricos y son similares en muchos aspectos a los neumáticos de pasajeros.

Ancho del neumático 

Medido en milímetros, esta es la distancia de lado a lado a través del ancho de su llanta.

Relación de aspecto/perfil 

La relación de aspecto se refiere a la relación entre la altura de la pared lateral del neumático y la anchura del neumático en forma de porcentaje. La altura de la pared lateral se puede determinar midiendo la distancia entre el borde del neumático y la parte superior de la llanta en el borde de la banda de rodadura. La relación de aspecto se traduce en lo bien que su vehículo puede manejar la rueda. Cuanto mayor sea la relación de aspecto, más tiempo tardará su neumático en responder a un comando de giro, lo que hace que los neumáticos de aspecto más bajo sean más fáciles de comandar.

Tipo de construcción 

Esto se refiere a cómo se construyó la llanta. Típicamente, sólo verá «R» por «neumático radial», ya que es el tipo de neumático más común que se produce en la actualidad. Los neumáticos radiales se construyen montando pilotes perpendiculares a la dirección en que se desplazan, lo que permite una conducción más suave, una mayor vida útil de la banda de rodamiento y una menor producción de combustible.

Tamaño de la rueda/diámetro de la cubierta

Medido a través del centro de la llanta de un extremo al otro, el tamaño de la rueda se refiere al diámetro de su rueda y se mide típicamente en pulgadas. El tamaño total de la rueda se indica a menudo por el diámetro del neumático como una abreviatura del tamaño de la rueda que su vehículo necesita.

Índice de carga 

El índice de carga es una forma abreviada de describir el peso total que el neumático puede soportar cuando está completamente inflado. Cuanto mayor sea el índice de carga, mayor será el peso que pueda soportar el neumático. El índice de carga de neumáticos de Goodyear muestra cómo el número de índice de carga se correlaciona con el peso que puede soportar el neumático.  Por ejemplo, un índice de carga de 81 significa que el neumático puede soportar hasta 462,21 Kg. El índice de carga para el vehículo promedio oscila entre 75-100, pero algunas llantas pueden llegar hasta 150, lo que equivale a 3349,78 Kg.

Clasificación de velocidad 

Al igual que el índice de carga, la clasificación de velocidad es otra forma abreviada de referirse a la velocidad a la que está diseñado el neumático y se indica con una letra. El gráfico de Firestone describe cómo cada letra corresponde a una clasificación de velocidad. Por ejemplo, una clasificación de velocidad de «U» significa que el neumático está diseñado para recorrer hasta 124 millas por hora.

Cómo leer los tamaños de las llantas

Descomponer una medición del tamaño de un neumático en sus partes individuales hace que sea fácil de leer una vez que usted esté al tanto. Ahora que sabe lo que significa cada elemento del tamaño de un neumático, podemos ver un ejemplo de cómo leer el tamaño de un neumático en una pared lateral.

Ejemplo: P255/45R18 103H

P (Tipo de neumático): Esta llanta es una rueda de pasajero, uno de los tipos más comunes de neumáticos.

255 (Ancho del neumático): El ancho del neumático es de 255 milímetros de lado a lado o poco más de diez pulgadas.  

45 (Relación de aspecto): La pared lateral del neumático es el 45% de la anchura del neumático, lo que significa que la pared lateral es de unos 114 milímetros o poco más de 4 pulgadas.

R (Tipo de construcción): Neumático radial, el tipo más común de neumático producido en la actualidad.

18 (Tamaño de la rueda/diámetro de la llanta): Yendo

¿Debo reparar o reemplazar mis neumáticos?

Es temprano por la mañana, y sales por la puerta para ir a trabajar. Cuando usted conduce hacia su vehículo, nota que su rueda está desinflada. «Compré esas ruedas hace dos meses… Desafortunadamente, no importa lo nuevas que sean sus ruedas, siempre son propensas a ser dañadas por clavos u otros objetos extraños en el camino. ¿Se puede reemplazar o necesita comprar un neumático nuevo? 

La capacidad de reparar el neumático dañado en lugar de reemplazarlo depende del tamaño de la perforación, la posición de la perforación y la velocidad a la que usted notó el daño. Por supuesto, la reparación de ruedas es la opción más rentable, pero nunca debe ser a costa de su seguridad y la de sus pasajeros. Antes de que usted decida reparar su rueda en lugar de comprar una nueva, usted querrá asegurarse de que su rueda es un buen candidato para la reparación. 

El primer factor a tener en cuenta a la hora de decidir si su neumático puede ser sustituido es el tiempo que lleva conduciendo con el neumático antes de notarlo y reaccionar ante el pinchazo. Si conduce un neumático pinchado o a baja presión durante un cierto periodo de tiempo, los flancos del neumático pueden resultar gravemente dañados y provocar daños ocultos en el interior del neumático. El neumático debe ser inspeccionado a fondo y desmontado completamente antes de su reparación. 

Otro factor será el tamaño, la ubicación y el tipo de neumático de la placa. Las directrices de la industria suelen permitir la reparación segura de perforaciones de hasta «¼» de diámetro, dependiendo de la ubicación del daño. Los daños en el flanco o en el hombro del neumático no pueden repararse independientemente de su tamaño. Si el pinchazo es irregular, largo y recto o mayor que el diámetro de «¼», el neumático no es un neumático a reparar. Los cortes largos pueden significar que las correas de las ruedas han sido dañadas, lo que afectará la durabilidad de su rueda. 

Le recomendamos que lleve el neumático a un especialista y que no intente repararlo usted mismo. Podrá inspeccionar y reparar su neumático adecuadamente para asegurarse de que vuelve a estar en las mismas condiciones en las que estaba antes de que se produjera el daño. Sabemos que un neumático de placa puede ser una desventaja y que su sustitución puede ser costosa. Sin embargo, la seguridad es una prioridad absoluta. Sus neumáticos son la única parte de su vehículo que entra en contacto directo con la carretera, por lo que es muy importante mantenerlos en buenas condiciones. 

¿Por qué la presión de los neumáticos cambia por sí sola?

En muchas zonas, el clima otoñal puede provocar grandes fluctuaciones de temperatura entre el día y la noche. Estas fluctuaciones de temperatura pueden hacer que los neumáticos pierdan presión a medida que el aire en su interior se expande y contrae. Esto activará el testigo de revisión de presión en las ruedas del salpicadero. Este indicador se llama TPMS (Tire Pressure Monitoring System). Para muchos de nosotros, esta luz puede ser una sorpresa alarmante. Sin embargo, no hay razón para que cunda el pánico. La luz no significa necesariamente que los neumáticos tengan fugas, tan sólo es informativo a cerca de los datos sobre la presión de los neumáticos.

En otoño, cuando las temperaturas diurnas son mucho más altas que las nocturnas, puede ser difícil mantener constante la presión de los neumáticos. Cuando el nivel de temperatura cambia, la presión de aire de los neumáticos también cambia. Es lo mismo que conducir a altas velocidades durante un período de tiempo más largo: El neumático se calienta y el aire del interior se expande y aumenta la presión. 

Por la mañana, la temperatura del aire sólo aumenta debido a las bajas temperaturas nocturnas, y los neumáticos siguen fríos después de aparcar.

La presión de aire en el neumático es la más baja del día. Es más que probable que la presión esté justo por debajo del umbral de activación de la luz. En cuanto empiece a conducir y los neumáticos se calienten empujando la presión a través del umbral, entonces la luz se apagará.

Si la luz permanece apagada durante el resto del día, es porque la temperatura del aire es lo suficientemente caliente como para mantener la presión por encima del umbral. Aunque la luz del testigo se apague rápidamente, es posible que tenga que añadir algo de aire a su neumático, ya que la presión debe estar cerca del límite de inflado recomendado. 

Revisar la presión de los neumáticos y añadir aire es una tarea simple, pero debe tener el equipo adecuado. Para comprobar la presión, necesitará un manómetro de calidad. Compare la presión de sus ruedas con el manual del conductor o la etiqueta en el lateral de la puerta de su vehículo y añada aire con un compresor. 

Si tiene alguna pregunta o sugerencia, no dude en ponerse en contacto con nosotros en nuestro taller. Tenemos el equipo y los conocimientos para asegurarnos de que sus neumáticos estén inflados correctamente.

¿Por qué no deberías mezclar tus neumáticos?

Si es posible, al reemplazar un neumático, hay que tratar siempre de comprar los más parecidos a los que tengamos en el vehículo.

El neumático correspondiente tendrá la misma banda de rodadura, estructura y dimensiones que los neumáticos existentes.

Nunca recomendamos el uso de neumáticos inadecuados a menos que el fabricante de su vehículo lo recomiende expresamente.

Algunas de las formas en que los conductores no deben hacer coincidir los neumáticos son: usando neumáticos con diferentes escalones, usando neumáticos de diferentes fabricantes, usando neumáticos hechos para diferentes estaciones (neumáticos de verano e invierno), y usando neumáticos de diferentes tamaños.

Cada neumático está diseñado para una tarea específica, una capacidad de manipulación específica y la cooperación con un conjunto de neumáticos adecuados.

Si utiliza neumáticos desiguales, su coche puede experimentar un manejo y frenado impredecibles, lo que puede ser peligroso en caso de emergencia. Además, las llantas desiguales pueden provocar un desgaste irregular, haciendo que las llantas lleguen antes de lo esperado.

Lo ideal es que los cuatro neumáticos se sustituyan al mismo tiempo para garantizar un rendimiento y una seguridad óptimas. No siempre es necesario cambiar los cuatro neumáticos. Si sólo desea reemplazar uno o dos de sus neumáticos a la vez, haga todo lo posible para comprar la misma marca y modelo de neumático que ya tiene en su vehículo.

Si por alguna razón no puedes volver a comprar el neumático exacto, deberías hacer todo lo posible para comprar neumáticos de la misma categoría de prestaciones con capacidades de carga, clases de velocidad, comportamiento y dibujo de la banda de rodadura que coincidan con los de tus neumáticos actuales.

El uso de neumáticos que no se ajusten a ninguna de las características de los neumáticos usados sólo debe ser una ruta elegida como último recurso absoluto o en caso de emergencia. Si es posible, haga cambiar el neumático inadecuado lo antes posible.

El uso de neumáticos con diferentes características y clasificaciones puede tener un efecto peligroso en la conducción, así que evítelo si puede hacerlo.