Consejos de conducción

Viewing posts from the Consejos de conducción category

Nuevo delito de fuga por abandono del lugar de accidente

Ha sido aprobado por el senado la reforma del Código Penal en la cual se han endurecido las penas y sanciones por los delitos cometidos en accidentes de tráfico.

Una de las novedades más importantes de esta reforma es la creación del delito de abandono del lugar de accidente. Esta ley, que se encuentra a la espera de su publicación en el BOE para entrar en vigor, dicta penas hasta de cuatro años de prisión a aquellos conductores que después de provocar un accidente con víctimas, ya sea imprudente o fortuito, se marchen del escenario del hecho.

Con la creación de este nuevo delito si usted es causante de un accidente y abandona el lugar puede ser sancionado con penas entre 2 y 4 años de prisión si el accidente es producto de una imprudencia. Esta reforma pretende contrarrestar la alarma social producida por el incremento de accidentes en los que resultan afectados peatones o ciclistas.

Ya sea por imprudencia o fortuitamente, el conductor que ocasiona un accidente con víctimas mortales o heridos no debe abandonar el escenario, debe detenerse y brindar toda la ayuda posible. Obviamente si el accidente es por una imprudencia la pena será mayor, pero si existe abandono del lugar del hecho así sea por causas fortuitas será sancionado. En el caso de causas fortuitas las penas serán entre 3 y 6 meses de prisión y privación del derecho de conducir de 6 meses a 2 años.

Es importante señalar que con la creación de este delito también será sancionable las fugas tras leves colisiones con vehículos estacionados o por salidas de la vía con la producción de daños en bienes públicos o privados.

NUEVO DELITO DE FUGA POR ABANDONO DEL LUGAR DE ACCIDENTE

              Dº Imagen mallorcadiario.com

Posibles motivaciones de la fuga.

Las motivaciones de una fuga tras un accidente son variadas, pero esencialmente se hace con el propósito de evadir responsabilidades de carácter penal como el pago de indemnizaciones, imputación de un delito cuando se produce bajo el efecto de alcohol o drogas, delito de conducción sin permiso de conducir o por conducir con exceso de velocidad punible, también por ser un vehículo ilegal o robado y en algunos casos por carecer de seguro de responsabilidad civil y/o no haber pasado la inspección técnica vehicular.

También existen otros motivos como ataque de pánico, nerviosismo, miedo.

Diferencia entre delito de abandono del lugar de accidente y delito de omisión de socorro.

La principal diferencia es que cuando ocurría un accidente en el cual la víctima hubiese fallecido y el conductor no prestaba su ayuda (huía del escenario) no se podía imputar delito de omisión de socorro pues se alegaba que la víctima no necesitaba ayuda pues al estar fallecida no se encontraba en peligro, mientras que con la creación del delito de abandono del lugar del accidente ahora es imputable el delito de abandono de las víctimas.

Otra diferencia que podría parecer menos importante pero no lo es, es que el delito de fuga solo puede cometerse por el conductor del vehículo que causa el siniestro mientras que la omisión de socorro puede ser cometido por cualquier persona.

 

Peligros del deslumbramiento por causas del sol al conducir

La luz solar, especialmente al amanecer y al atardecer puede ser un riesgo en la conducción, pues hay muchas probabilidades de ocasionar un accidente por deslumbramiento. A pesar de ello, en la actualidad todavía hay un 20% de conductores en España que manifiestan que nunca usan gafas de sol para conducir.

El uso de las gafas de sol es el mejor elemento preventivo para evitar accidentes por deslumbramiento o cegueras cuando hay un exceso de luz durante la conducción.

DESLUMBRAMIENTO POR CAUSA DEL SOL AL CONDUCIREl 5% de los accidentes con víctimas en España tienen como factor común que han sucedido a la salida o a la puesta del sol, pues es en estos momentos cuando el sol está más bajo y si lo encontramos frontalmente puede ocasionar deslumbramiento total o parcial, ocasionando en algunos casos accidentes consecuencia de esta falta de visión como por ejemplo una colisión frontal en carreteras de doble sentido, golpe por detrás a otro coche porque este disminuye la velocidad bruscamente, salidas de la calzada y, lamentablemente, en algunas ocasiones atropellos que pueden tener desenlaces trágicos.

Todos los conductores debemos tomar conciencia del uso de gafas de sol sobre todo en las estaciones más soleadas, aunque un día soleado nos puede sorprender en cualquier momento, sobre todo ahora con tantos desordenes por el cambio climático.

Existen diferentes gafas de sol, las más recomendables son las que tienen los cristales polarizados pues aseguran una visión más segura evitando los destellos del reflejo del sol en algún elemento brillante. También es importante el color de los cristales, se recomiendan grises o con tonos azules o marrones pues son los que nos permiten ver los colores con mayor fiabilidad.

Esto es muy importante para reconocer las señales, semáforos o luces direccionales de otros coches, y especialmente, las luces de freno y emergencia.

Tan importante como usar gafas de sol en días soleados, hay punto claves que debemos tener en cuenta para evitar accidentes como por ejemplo:

  • Mantener los cristales limpios y el depósito de agua para limpiarlos lleno. En este punto hay que recordar que es extremadamente peligroso accionar el pulverizador de agua para limpiar los cristales parabrisas cuando no tenemos visión por causa de un deslumbramiento, pues esos segundos que tarda en aclarar obstaculizan más la visión pudiendo ser catastrófico.
  • Disminuir la velocidad moderadamente, para que si nos encontramos de frente con el sol en una posición incómoda tengamos tiempo de reaccionar y mantener el control del vehículo.
  • Se debe tener precaución en la salida de los túneles. El motivo que se reduzca el límite de velocidad en los túneles es entre otras cosas, para evitar deslumbramientos a la salida del mismo por el cambio repentino de luminosidad entre el interior y exterior.
  • Usa adecuadamente la visera del coche solo cuando es necesario y vuelve a recogerla cuando ya no la necesites pues quita mucho campo de visión para la conducción.
  • Si haces travesías prolongadas con sol debes hacer paradas de seguridad. Incluso, si tienes el sol delante y consideras que tu visibilidad no es la adecuada, no dudes en parar en un sitio seguro hasta que cambies las condiciones para una conducción adecuada.
  • El sol no solo es peligroso de frente, también lo es a nuestras espaldas ya que puede ocasionar destellos en los espejos retrovisores ocasionando deslumbramientos.

Para terminar, no olvides quitarte las gafas de sol cuando el sol se retire y cuando entremos en un túnel o edificio pues por despiste o distracción podemos ocasionar un accidente por falta de visión adecuada.

 

¿Cómo reaccionar ante una riada si vamos circulando en el coche?

¿Qué hacer si nos encontramos en una riada?

coches en una riada

cosasdecoches.com

Las grandes lluvias que de vez en cuando nos visitan y que dejan cientos de miles de litros de agua en muy poco tiempo se convierten muy probablemente en ríos llenos de un caudal muy potente de agua, las temidas riadas.

En este artículo vamos a hablar sobre ellas y que deberíamos hacer si nos encontramos con una.

Si hablamos de la gota fría seguramente recordaremos las noticias donde las zonas más norteñas y mediterráneas se producen tormentas muy rápidas que depositan grandes cantidades de lluvia, que dan vida a cauces secos convirtiéndose en peligrosos torrentes.

En todos estos casos podemos encontrar un denominador común, que debemos hacer? En primera instancia debemos valorar muy seriamente si tenemos o no la necesidad de utilizar el coche como medio de transporte y así poder minimizar al máximo la situación de riesgo.

Si estamos ya en el mismo vehículo cuando ocurre o lo tenemos que utilizar por cualquier circunstancia debemos estar atentos a las indicaciones de los medios de comunicación, revisar el estado del coche, la presión de los neumáticos, reducir la velocidad para aumentar el nivel de seguridad y evitar carreteras locales y/o caminos.

En realidad no somos conscientes del peligro real que se esconde detrás de estas formaciones torrenciales. Bajo las aguas enturbiadas se encuentran riesgos que desconocemos ya que el cauce ha podido arrastrar todo tipo de materiales y aumentar la profundidad del lecho haciéndolo más profundo.

La estabilidad de nuestro vehículo frente a una corriente

Una vez nos encontramos en la temida situación lo mejor es dejar el vehículo cuanto antes, si no puedes es mejor situarse en un lugar alto y reconocible para ayudar a las labores de rescate.

El nivel del agua, la velocidad de la corriente y la fuerza de agarre son los 3 valores que determinan si un vehículo va a ser arrastrado. Si aumenta el nivel del agua o la velocidad de la misma corremos más peligro, lo mismo si disminuye la fuerza de agarre.

Tips para saber cómo reaccionar:

  • Si el agua no llega a la línea inferior de la puerta, tratar de salir e intentar alcanzar una orilla segura.
  • Si el nivel del agua aumenta y no permite abrir la puerta, la recomendación es salir por la ventana, si podemos alcanzar un lugar seguro bien, de lo contrario aferrarnos al techo o alguna otra zona que nos permita aguantar hasta que los equipos de rescate nos visualicen.
  • Si no podemos salir del coche y lo arrastra, nos aseguraremos de tener el cinturón de seguridad puesto para protegernos de los impactos.
  • Si se inunda el vehículo hay que dejarlo cuanto antes, en tal caso debemos esperar hasta que la parte interior y la exterior tengan la misma presión para poder salir lo más rápido posible. Romper un cristal en estas circunstancias puede suponer un peligro por la entrada de un gran caudal y los riesgos que supone.
  • Es importantísimo evacuar el vehículo por la parte contraria a donde está impactando la corriente, tratar de nadar en paralelo a la corriente y hacia las orillas hasta poder amarrar un saliente en el que poder aferrarse y salir.

Consejos de seguridad cuando viajamos en moto

Debes protegerte adecuadamente cuando viajas en moto como si coges la moto a diario.

Neumáticos KmZero ha encontrado varios consejos prácticos de SEGUROS.ES que te ayudarán a ir más seguro en tu moto.

1. Gira la cabeza. Mirar por los retrovisores es conveniente y muy importante, pero también es conveniente echar una mirada con un simple giro del cuello, pues te da una perspectiva más real de tu alrededor.

2. Entrar en curva demasiado rápido. Las curvas son uno de los principales puntos de accidentes de moto, por lo que hay que tener cuidado cada vez que se acceda a una. Es más rápido y eficaz entrar más lento para salir luego más rápido, así como más factible aumentar la velocidad dentro de la curva que reducirla. Frena más suave al principio, y después modula la fuerza de tu mano derecha. Y siempre es mejor pasarte por frenar en exceso que no haber frenado lo suficiente. Nunca reduzcas apresuradamente porque la rueda trasera puede empezar un baile que te saque del camino que tú habías elegido

3. Aprende a utilizar los dos frenos. En frenadas, la parte delantera corre con la mayoría del trabajo, pero el trasero también es muy útil, sobre todo en la entrada de las curvas. Si en el primer instante de la frenada accionas el pedal del trasero, conseguirás que la moto quede más equilibrada al no pasar el peso hacia el tren delantero de forma brusca. Muy útil cuando circulas con acompañante o para timonear dentro de la propia curva.

4. En retenciones, sitúate a un lado. Si de repente vas con tu moto y encuentras caravana, colocándote a derecha o izquierda del coche podrás adelantar.

5. Conducción cuesta abajo Cuando te encuentres en bajadas pronunciadas, sitúa tu peso lo más atrás posible para descargar peso del tren delantero. Así también tendrás más control sobre el manillar. Sujeta el depósito con tus piernas para no irte hacia adelante excesivamente, sobre todo en frenadas.

6. Con acompañante. Si se va acompañado, mejor ir al límite de la presión recomendada por el fabricante para reducir el sobreesfuerzo sobre el neumático trasero. La norma suele ser de 0,5 bares más. También es aconsejable incrementar la precarga de la suspensión trasera para evitar topes. Aun así, la distancia libre al suelo disminuirá. Tenlo en cuenta. Hay que enseñarle a pilotar al pasajero, que acompañe tus movimientos y que se sujete a ti o a las asas para evitar sustos al acelerar o frenar.

7. La postura idónea. Busca la posición que mejor se adapte a ti sobre la moto. No todos somos igual de altos, o tenemos los brazos igual de largos, etc. Cambia de vez en cuando. Quizá te sorprenda ver que vas más cómodo en otra postura y que estabas cogiendo malas costumbres. Es posible que así te canses menos y puedas estar más atento a la conducción.

Más información en SEGUROS.ES 

 

EL SEAT 124 conocido por su carrocería de tamaño medio

el seat 124EL SEAT 124 conocido por su carrocería de tamaño medio, está de aniversario ¡Cumple 50 años!. Su lanzamiento comercial data de 1968, momento en que tuvo que compartir el éxito con el 600, que supuso el coche con el que numerosos españoles empezaron a moverse por las carreteras españolas.

El Seat 124 también tuvo que rivalizar entonces con su «hermano mayor», el 1500, ya que ofrecía una amplitud similar en sus algo más de cuatro metros de largo y un maletero de 385 litros de capacidad, gracias a unas formas muy regulares, según ha explicado hoy el director de comunicación de la marca en España, Fernando Salvador.

Una gran evolución de la Sociedad Española de Automóviles de Turismo (Seat). Más información

Panel de control del vehículo y su significado.

¿Qué son los testigos del vehículo y su significado?

Debemos comunicarles que no existe una ley que obligue a todos los fabricantes a tener el mismo tipo de leyenda o testigo en el panel de avería en el coche. Por lo que recomendamos mirar siempre las instrucciones del fabricante para conocer todos y cada uno de las leyendas y sus significados.

Vamos a explicar el significado de los testigos del coche y cuáles son los más comunes, dependiendo del modelo de vehículo.

Sistema de control de emisiones de gases

Lo primero que tenemos que tener en cuenta siempre es el color, por lo que al ser de color amarillo sabemos que se trata de un problema leve pero que necesitará la ayuda de un profesional. Un fallo en el sistema de control de gases del escape indica que el motor está en modo de emergencia, es decir que notaremos una pérdida de potencia motora y que el vehículo no superará las 2.000 revoluciones por minuto. Se puede continuar la marcha hasta el Servicio Oficial más cercano, siempre que el vehículo no de tirones, mantenga una correcta temperatura del motor y podamos mantener una velocidad adecuada a la vía en la que nos encontramos.

Sistema de precalentamiento

Este testigo se puede encender tras conectar el encendido, pero pasados unos segundos debería apagarse. Justo entonces es cuando debemos iniciar el encendido del motor girando por completo la llave. Debemos ser precavidos y no arrancar el motor hasta que el testigo no desaparezca, porque si no el testigo indicará un problema en el calentamiento en el motor de combustión, por lo que habrá que realizar una reparación mecánica.

Si una vez que se ha iniciado la marcha el testigo comienza a parpadear indicará un fallo en el control del motor, por lo que la prioridad para el conductor, siempre que el vehículo permita la correcta marcha sobre la vía, será la de buscar un Servicio Técnico para reparar el vehículo.

Presión del inflado de los neumáticos

Indica que uno o varios de los neumáticos del vehículo presentan una disminución de la presión de inflado.

La importancia de mantener los valores de presión de los neumáticos es fundamental para el correcto funcionamiento de un vehículo por lo que al encenderse este testigo se deberá proceder a identificar el o los neumáticos afectados y rectificar su presión.

Alternador

Este testigo de avería lo que nos indica que la batería del vehículo no se está cargando. En este caso, llevarlo lo antes posible a nuestro taller mecánico, sin utilizar radio, aire acondicionado o cualquier consumible del que se pueda prescindir.

Si, además, durante el trayecto se le enciende el testigo (avería en el sistema de refrigeración) deberá parar el vehículo en el acto de manera inmediata ya que podría dañar el motor y llamar al servicio de asistencia de carretera.

Presión de aceite del motor

Si la presión baja del aceite del motor, que al ser de color rojo nos indica que detengamos el vehículo lo antes posible, pero de una manera segura. Con esta acción evitaremos cuantiosos daños en el motor, porque si permanece encendido provocaría daños graves y de reparación muy costosa. Recomendamos llamar a la asistencia pertinente y llevar el vehículo cuanto antes al taller mecánico.

Nivel de aceite del motor

Bajamos el nivel de peligrosidad, pero con el mismo dibujo, el de una aceitera, pero esta vez de color amarillo. Este testigo de avería indica que el nivel de aceite del motor ha bajado, por lo que no tiene la cantidad suficiente que indica el fabricante.

Para poder solucionar este problema lo primero será comprobar el nivel del aceite del motor, si nunca hemos tenido que hacerlo, en el manual del fabricante encontraremos una explicación detallada y completa de cómo llevarlo a cabo.

Si efectivamente el testigo de avería está en lo cierto y el nivel está bajo entonces procederemos a añadir aceite (nunca más de un litro), y tendremos que hacer comprobaciones cada vez que echamos más aceite para cerciorarnos de que el nivel de aceite termina siendo el exigido por el fabricante.

Adblue

Al igual que el anterior testigo de avería, este nos indica un nivel bajo de AdBlue, por lo que se trata de un problema leve, pero que nos obligará a detener el vehículo de una manera segura para proceder a rellenar el líquido correspondiente.

Aunque en el cuadro de mandos veremos además la cantidad de kilómetros de autonomía que nos restarán para que se termine el líquido AdBlue, es aconsejable no agotar la distancia, ya que si lo hacemos el vehículo no arrancará.

Para la reposición del aditivo deberemos estar pendientes de las recomendaciones de cada fabricante, para saber los métodos exactos y los usos de mejores prácticas para proceder de una manera segura y efectiva.

Temperatura de líquido refrigerante

Es uno de los testigos más importantes para el buen funcionamiento del motor. Por eso, cuando se enciende se nos muestra con un color rojo para alertarnos de la posible gravedad del problema.

Este testigo nos puede estar avisando de un fallo en el sensor de la temperatura del líquido refrigerante, o de un sobrecalentamiento del motor por la ausencia de refrigerante o porque el nivel es muy bajo.

Si esto ocurre, lo primero que hay que hacer es detener el coche en un lugar seguro para comprobar el nivel del líquido y rellenarlo en caso de que fuera necesario. Si el motor está muy caliente, detén el motor y espera a que se enfríe antes de continuar el viaje. En el caso de que el testigo siga alertando de una anomalía, para de nuevo en un lugar seguro y avisa al servicio de asistencia.

Avería del motor

Cuando se enciende este testigo alerta al conductor de alguna avería o fallo en la gestión del motor, sistemas de inyección, encendido o escape.

Esta luz amarilla es de las más temidas cuando hablamos de testigos de averías, porque indica un fallo en el motor, pero no especifica cuál. Esta situación nos obliga a acudir a un taller profesional para que conectando el coche a una máquina de diagnosis pueda detectar la causa concreta.

Los fallos más comunes de los que alerta el testigo de avería del motor están relacionados con el sensor de oxígeno, filtro de partículas, catalizador, bujías, inyectores, tapa del combustible, termostato, bobinas de encendido, caudalímetro, válvula de control de emisiones o con el sistema de evaporación de emisiones.

Nivel de peligrosidad según el color del encendido. 

Rojo: nos indican que la anomalía es grave, y debemos detener el vehículo (siempre de forma segura) lo antes posible.

Amarillo: nos indican un fallo en algún sistema, pero que no tiene por qué implicar la inmovilización del vehículo.

Verde: nos están dando una información del vehículo, pero no es ninguna avería, y por lo tanto no tenemos por qué detener el mismo. La luz también puede ser de color azul o blanca dependiendo del modelo del vehículo y fabricante.

Conducir con nieve o hielo de forma segura

Conducir con cadenas de nieve es más seguro.

cadenas de nieve

Derecho Imagen 20minutos.es

El temporal en canarias no nos abandona, muchos de nosotros nos encanta la idea de ir a pasar el día en la nieve, ya que es poco habitual en nuestras islas.

Las cadenas y los neumáticos son los grandes aliados para este invierno. En el caso de tener una capa de hielo respetable, tenemos la obligación por nuestra seguridad usar las famosas cadenas de nieves o cualquiera que esté homologada.

¡No llevarlas! puede ser peligroso, además nos pueden multar si nos quedamos tirados. Estas cadenas no ocupan espacio en el maletero.

¿En qué ruedas hay que colocar las cadenas?

Estás se ponen siempre en las ruedas motrices. En el Reglamento General de Circulación (página 94) detalla que al menos se debe colocar las cadenas sobre una rueda motriz a cada lado del vehículo.

  • Para vehículos de tracción delantera, irán en las ruedas del eje delantero.
  • Para vehículos de propulsión irán en el eje trasero.
  • Para las 4×4 con tracción integral lo recomendable es poner las cadenas en los cuatro neumáticos. Si en este caso, no disponemos de dos juegos, optamos por ponerlas en las ruedas delanteras para controlar mejor la dirección.

Si es la primera vez que colocas cadenas de nieve, te aconsejamos antes de iniciar el trayecto instalarlas previamente para que ganar experiencia. ¡No lo vayas hacer la primera vez cayendo la nieve con intenso viento frío no es agradable!.

¿Qué tipos de cadenas puedes comprar?

Disponemos de gran variedad de tipos y precios. Las más económicas son las cadenas metálicas oscilan entre 19€ a 50€, pero las cadenas de nieve  textil  empiezan a ganar terreno por su facilidad en colocarlas además tienen buena relación entre calidad y precio entre 30€ y 100€.

Si quieres cadenas de nieve más sofisticadas, duraderas y más caras son las cadenas de red o cadenas compuestas están sobre los 70€ a 95€.

 

¿Qué neumático me conviene para mi coche?

Para saber elegir qué neumáticos son los que mejor se adaptan a mi vehículo, tenemos que tener en cuenta algunos factores:

¿Qué neumático me conviene para mi coche?

Dº Aº auto10.com

Dimensión del neumático

Antes de comprar o cambiar los neumáticos primero debemos comprobar la dimensión de los originales. Te recomendamos mirar el lateral del neumático actual o revisar y aprender a leer e interpretar los códigos de los neumáticos.  También puedes consultar a Neumáticos KmZero te aconsejara cual es el más conveniente para tu coche.

Condiciones climatológicas

Por suerte en Canarias, no debemos de preocuparnos en conducir en carreteras que tenga presencia de nieve o temporadas de heladas. ¡¡¡Somos unos privilegiados!!! Pero no debemos de olvidarnos que sí debemos tener en cuenta los vientos fuertes, la lluvia y la niebla, ya que también estas condiciones climatológicas afecta al comportamiento del vehículo.  Neumáticos KmZero recomienda comprobar el estado de los neumáticos por lo menos una vez en semana y adaptarnos a la velocidad a cada condición.

Algo muy común en canarias es conducir en superficies mojadas, los neumáticos gastados necesitan mayor distancia para frenar. Recuerda que la distancia de frenado es tres veces más mayor que en una carretera seca. Un neumático en buen estado, evacua más rápidamente el agua, y para ello recomendamos comprobar la profundidad del dibujo, lo ideal sería una profundidad mínima de 1,6 mm. A mayor profundidad, mayor capacidad para evacuar el agua y mayor seguridad.

Si quieres saber más ¿Cómo conducir bajo la lluvia? Te contamos estos trucos para conducir con lluvia.

Neumáticos KmZero apuesta por la seguridad en la conducción.

 

Causas más comunes en los incendios de un vehículo

Causas más comunes en los incendios de un vehículo

Dº Aº http://bomberosdpz.blogspot.com.es/

Cierto es que los incendios de los vehículos son más comunes de lo que sueles pensar. El vehículo forma parte de nuestra vida cotidiana para ir al trabajo, ir de compras, ir de vacaciones, etc. En fin forma parte de nuestro día a día.

En todo el territorio español se calcula de media unas 600 incidencias de vehículos en llamas, siendo el origen del incendio en su mayoría debido a tres principales causas:

  • Sobrecargas: Gasolina (o gasoil), líquidos de freno, aceite… Son elementos líquidos existentes en la inmensa mayoría de vehículos y causantes de un alto porcentaje de los incendios que estudiamos en la reconstrucción de accidentes de tráfico. La ignición de combustibles sólidos, añadidos a un posible mal estado de protectores plásticos o cables son una causa de incendio debido a sobrecargas o mal funcionamiento eléctrico.
  • La batería: Este elemento electroquímico acumulador presente en todos los automóviles es una fuente de calor que puede causar en determinadas circunstancias un incendio en el vehículo. Una mala manipulación de la batería o un mal estado de los bornes de conexión son suficientes para que salte alguna chispa debida a un mal contacto, provocando así un incendio en el vehículo.
  • El conductor: Al igual que el factor humano está detrás de la gran mayoría de los accidentes de tráfico, no hay que obviar este factor a la hora de analizar las causas de un incendio en un vehículo. Un clásico en este sentido es una colilla o cigarrillo que se cae en la tapicería, o el mechero mal colocado. No hay que olvidar que en el interior del vehículo existe una mayoría de materiales que pueden resultar inflamables ante un contacto con una fuente de calor.Por si fuera poco, en algunos casos como pueden ser vehículos dedicados a tareas laborales, puede darse el caso de transportar materiales peligrosos como son los extremadamente inflamables. Algunas sustancias son capaces de acumular vapores, que en circunstancias particulares pueden favorecer la aparición de un incendio.

¿Cómo podemos prevenir el incendio del vehículo?

  • La mejor forma de prevenirlo es realizar un adecuado mantenimiento de nuestro vehículo. Revisando periódicamente las instalaciones eléctricas para evitar fisuras en las protecciones plásticas, que puede desencadenar un cortocircuito.
  • No dejar colillas de cigarros ni mecheros en el interior del vehículo.
  • Tener en buen estado la batería. Más información sobre:  Precauciones para evitar incendios en vehículo

 

¿Cómo cambiar una rueda pinchada?

Con estos 5 pasos cambiaremos la rueda pinchada rápidamente.

como cambiar una rueda pinchada

Dº Imagen ABC.ES

1. Detener el coche en un lugar seguro, reduciendo la marcha poco a poco hasta detenernos, buscando el sitio más seguro. Una vez detenido el coche nos ponemos el chaleco reflectante

¡Recuerda!: Es obligatorio colocar correctamente los triángulos de señalización de peligro. En carreteras de doble sentido, es obligatorio colocar un triángulo por delante y otro por detrás, al menos a 50 metros de distancia y de forma que sean visibles a 100 metros. En autopistas y autovías solo es necesario un triángulo, también a 50 metros por detrás del vehículo, ya que en estas vías las calzadas de ambos sentidos están separadas por mediana. Y nunca pierdas de vista el tráfico!!. Si el problema se produce de noche, pon el alumbrado, las luces de emergencia, y mucha precaución si trabajas en la zona de circulación. Ante la duda, no te la juegues, y llama a la asistencia en carretera mientras esperas en una zona segura.

2. Localiza la rueda de recambio, el gato, la llave y los tornillos de seguridad. Afloja las tuercas antes de levantar el coche y si son tornillos antirrobo, aflójalo con un adaptador y coloca el gato en el sitio indicado.

3. Levanta el vehículo con el gato hasta que la rueda pinchada apenas roce el suelo, retira todos los tornillos y saca la rueda. Coloca la rueda debajo del coche junto al gato. De esta manera, si el gato fallase, la rueda actuaría de “colchón”, evitando los daños que sufriría el coche al chocar con el suelo.

4. Coloca la rueda de repuesto. Encájala, pon los tornillos y apriétalos con las manos hasta el fondo.

5. Retira la rueda pinchada que habías colocado debajo del vehículo. Baja el gato y cuando la rueda de recambio toque el suelo, ya puedes quitar el gato y proceder a apretar los tornillos con la llave.

No te olvides de comprobar la presión del neumático en una gasolinera lo antes posible.